Uncategorized

Dejé mi corazón en San Francisco (parte 2)

San Francisco no es la típica ciudad gringa. Aquí se nota la historia y cómo la ciudad ha ido desarrollando un estilo de vida propio. Cada uno de los barrios que conforman esta gran ciudad es muy particular, sin embargo en conjunto generan una armonía que la da a SF una personalidad única.

Processed with VSCOcam with f2 preset
Lombard St

Para mí la mejor manera de conocer San Francisco fue a través de su transporte público. Como lo mencioné en el post anterior, los cable cars son un ícono de esta ciudad y son la mejor manera de experimentar las empinadas calles de esta ciudad californiana. Pero el resto del transporte no es menos divertido, los camiones que recorren la calle de Market St mantienen un diseño “vintage” que te hace sentir los años 70 en todo momento.

César y yo tomamos el cable car rumbo a Russian Hills donde hicimos nuestra primera parada. Este barrio es muy pintoresco y tiene unas vistas increíbles de la bahía de SF. Está lleno de casitas muy pintorescas y es bastante tranquilo. Muy cerca de aquí está la famosísima Lombard St (de hecho nosotros llegamos caminando a ella). Ésta se supone que es la calle con más curvas del mundo (quién sabe si sea cierto pero así se promociona). La calle está llena de turistas echando la foto del recuerdo pero no por eso deja de ser una bonita experiencia pasar por ella y ver sus casitas, además de que es un must del lugar. Yo creo que vale la pena conocerla y no te quita mucho tiempo.

Processed with VSCOcam with m5 preset
Golden Gate

Otra de las cosas que se debe hacer estando en San Francisco es caminar por Fisherman’s Wharf. Esta caminata te deja disfrutar muchas de las atracciones turísticas de la ciudad a pie. Nosotros hicimos una parada en el Pier 39 para comer y ver a los famosísimos leones marinos. Además tomamos un tour en barco por la bahía que nos llevó a ver el  Golden Gate y la prisión de Alcatraz, que son los símbolos más representativos de esta ciudad. Si deciden tomar un barco como nosotros váyanse súper abrigados porque el aire está cabrón y se siente frío aunque haya solecito.

Un barrio imprescindible de conocer es Mission District. Éste es el barrio hipster de San Francisco y por supuesto a mí me encantó. A lo largo de Valencia St hay un chingo de tienditas con estilo para comprar de todo: ropa vintage, ropa trendy, muebles, libros, música, arte, tomar un café, comer, etc. De lo más padre que tiene este barrio es Clairon Alley una callecita llena de murales y graffities.

IMG_8925
Clarion Alley, Mission District
IMG_8748
Castro

Por supuesto en nuestra visita no podía faltar uno de los barrios más representativos de San Francisco: El Castro. San Francisco es la ciudad gay por excelencia y este barrio es la cuna del movimiento gay. Es un barrio pintoresco, lleno de referentes homosexuales pero con una vibra muy padre que le da la vuelta al cliché. Aquí hay muchas sex shops, cafés, antros, bares gay (que nada le piden a los del DF) y el museo de Historia de LGBT. El Castro te recibe con una enorme bandera del arco iris ondeando en todo su esplendor y gente llena de fiesta. Para mí fue imposible no recordar la película de Milk (2008, Gus Van Sant) con Sean Penn, porque este héroe de la cultura gay está presente en cada establecimiento. Si no eres homosexual, es un barrio que de igual forma está padre que conozcas porque te ayuda a entender el mundo gay desde el cliché pero, paradójicamente, de una manera muy genuina.

Processed with VSCOcam with m5 preset
City Hall

Obviamente el downtown es un must como en cualquier lugar. Aquí está el Civic Center donde a parte del City Hall está el Museo de Arte Asiático, la biblioteca, el teatro principal. Si toman Market St hay un mall, que a mi modo de ver está de hueva entrar en una ciudad que ofrece otras cosas mucho más interesantes pero si lo suyo es el shopping tradicional, seguro les late. Y también por esta zona está Union Square que es una cosa típica.

Pero definitivamente lo más bonito de todo lo que conocí en San Francisco fue el Palace of Fine Arts. Este lugar tiene una vibra muy chingona que te inspira mucha paz y tranquilidad. Es un sitio prácticamente sin gente y  que está perfecto para dar un paseo, hacer un pic nic y leer un rato. Es de esos lugares que no son muy famosos pero que una vez que lo conocí me trascendió y marcó mi viaje en muchos sentidos y la dio forma a la perspectiva que me creé de esta ciudad. Además a mí me gustó mucho porque me lo recomendó alguien muy especial.

IMG_8492
Palace of Fine Arts

Espero que con esto les hayan dado ganas de visitar pronto San Francisco pero si aún no ha sido suficiente en mi próximo post les hablaré de algunas atracciones que valen la pena como Museos, eventos y mis impresiones generales del lugar.

2 comentarios en “Dejé mi corazón en San Francisco (parte 2)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s