Uncategorized

Mis finales felices

Últimamente he estado sufriendo de insomnio por las noches. Es un insomnio raro porque no estoy despierto por nada angustiante, al contrario, me he levantado pensando que he dormido lo suficiente (me siento muy descansado cuando me despierto) y al ver el reloj me doy cuenta que sólo han pasado un par de horas desde que me dormí. En estas noches de insomnio me he puesto a leer, a escribir y el último par de días lo he ocupado para hacer limpieza de mi celular y mi computadora. El resultado de este ejercicio fue bastante interesante.

Revisando mi computadora llegué a fotos que tenía muy bien guardadas en el olvido y que fue una delicia reencontrarme. Fotos de mi época en la universidad, de la prepa, de viajes y eventos varios (jaja).Haciendo el mismo ejercicio con mi celular llegué a conversaciones de whatsapp que reforzaron en mi memoria recuerdos que ya atesoraba como inolvidables.

De toda esta “limpieza” cibernética lo que más me sorprendió fue haberme encontrado con mis historias de amor en la vida porque me permitió revisitarlas con el paso del tiempo de mi lado y entenderlas desde un mejor lugar. No he tenido muchas relaciones amorosas pero las pocas que han sido fueron trascendentales y dejaron una huella en mí. Fue hermoso darme cuenta que he sido muy bien correspondido por la gente a la que le he entregado mi corazón.

Aunque estas historias tuvieron su final en una separación puedo decir que todas tuvieron un final feliz. Todos los que han compartido conmigo el camino de la vida en el ámbito amoroso siguen teniendo un lugar muy especial en mi corazón porque cada uno de ellos con su -muy particular- forma de entender y vivir el amor han hecho que mi corazón el día de hoy sea de un rojo más intenso que antes de conocer el amor en pareja.

Dentro de todo este pasado amoroso, hay dos personas que dejaron las huellas más profundas y bonitas en mi corazón. (Curiosamente mi primer amor no es una de estas personas) La primera es mi segundo novio, que me devolvió la fe en el amor después de mi primer decepción amorosa y me enseñó no sólo que sí podía volver a amar a alguien sino que también me enseñó que una relación de amor verdadero es aquella en la que las dos partes confían en ellas, se respetan, se valoran y cuando es el momento, se dejan ir para que no haya rencores ni remordimientos.

La otra persona es mi último amor, mi amor de verano :)… él me demostró que con la persona correcta las cosas más comunes se vuelven extraordinarias; me mostró que para amar a alguien no se necesita mucho tiempo si te entregas por completo; me enseñó que el amor es aprender de la otra persona pero también implica aprender de uno mismo y, sobre todo, que no hay mejor historia de amor que la que se escribe sin miedo y sin límites aun en contra del tiempo.

Si estás leyendo esto y fuiste una de mis historias de amor ten la seguridad de que tienes un lugar importante en mi corazón; que estoy deseando que la vida te provoque puras sonrisas y que siempre llevo algo de ti en lo que soy.

Estoy muy orgulloso de todas las historias de amor que he vivido, pero mucho más de haberlas compartido con quienes las compartí. Gracias a estas historias he entendido que el amor no te crea ni te destruye, sólo te transforma y en el mejor de los casos… te hace evolucionar.

1 comentario en “Mis finales felices”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s