Uncategorized

Más Allá Del Horizonte: De Rusia con Amor (parte 1)

IMG_1526Soy de esas personas que creen que al igual que las personas, todos los países en el mundo tienen algo que los hace especiales. Uno de los países más míticos, misteriosos, históricos y atrayentes es Rusia. El país más grande del mundo es la cuna del comunismo, el hogar de los zares, la plaza roja, el ballet y la patria de Dostoievsky, Tchaivkosky, Tolstoi; entre muchas otras más figuras del arte, la cultura y la historia. Bastan estas pocas palabras para hacer de este país euroasiático un destino irresistible.

Yo he tenido la oportunidad de visitarlo dos veces en mi vida. La primera vez lo conocí en invierno y la segunda vez en verano; lo que fue increíble porque pude ver dos Rusias completamente diferentes (además de que entre la primera visita y la segunda pasaron 10 años de diferencia). Soy de la idea de que los países cambian con las estaciones y, un país con estaciones tan marcadas como este me lo comprobó. Las dos veces que he visitado este país sólo he estado en Moscú y San Petersburgo; creo que un país tan grande como lo es Rusia no se conoce con sólo dos ciudades, me hubiera encantado conocer más sobre la parte asiática del país, ir a Siberia y mucho más pero no lo hice y yo no pierdo la esperanza de regresar a conocer todo lo que me falta de este increíble lugar. Sin embargo, creo que estas dos ciudades son llenas de historia y cultura que te permiten entender a grandes rasgos de qué va este país.

La primera vez que visité Rusia yo tenía 15 años y aunque me acuerdo perfectamente de todo (además de que desde entonces tengo mis diarios de viaje) no tengo fotos digitales de esa vez porque aún la cámara digital no era tan popular. La segunda vez fue en el verano del 2012 y ya con cámara digital por lo que fotos que les compartiré sólo serán de la Rusia veraniega. Sin más preámbulos, vayamos más allá del horizonte y conozcamos un poco de Rusia.

MOSCÚ

Lo primero que hice fue ir a la Plaza Roja. Es un símbolo de la capital Rusa y del comunismo. Es de los lugares que más me han impactado. Estar ahí se siente como estar dentro de un libro de historia. La explanada es impactante, con una arquitectura comunista muy característica y diseños que inevitablemente te hacen pensar en la Perestroika. La Plaza Roja está en el centro de la ciudad, en el barrio de Kitay-górod. Y de aquí salen las principales vías de toda la ciudad, por lo que se puede llegar a cualquier lado de aquí.

View this post on Instagram

Summer Midnight in Moscow

A post shared by Alonso Navarro (@alonsonm) on

Alrededor de la Plaza Roja está la iglesia de San Basilio, que es una construcción para el culto ortodoxo que se distingue por sus cúpulas en forma de bulbo. Frente a la iglesia hay un jardincito con una estatua en honor a Dimitri Pozharski y Kuzmá Minin, que fueron unos weyes que reunieron voluntarios para luchar contra la invasión polaca del siglo XVII. Esta construcción aunque está junto al Kremlin no forma parte de él.

View this post on Instagram

Kremlin

A post shared by Alonso Navarro (@alonsonm) on

El Kremlin es un conjunto de edificios gubernamentales y religiosos, al interior de una muralla. Se puede entrar y conocerlo por dentro, las filas son muy largas y creo que debes ir con un guía y reservación (no estoy seguro); pero vale la pena conocerlo, porque es entrar a una pequeña ciudad dentro de la ciudad. Algo padre de ver es el cambio de guardia que ocurre en la tumba de Lennin.

Alrededor de la Plaza Roja también está el Museo de Estatal de Historia de Rusia (MEHR) y un centro comercial. El MEHR vale la pena porque tiene objetos de la época de la prehistoria, pinturas y objetos que pretenecieron a los Zares. El centro comercial vale la pena visitarlo por su arquitectura y porque antes de la Revolución Rusa era una especie de mercado.

Para comer alrededor de la Plaza Roja hay puestecitos tipo carritos de hot dog o está el área de comida del centro comercial. Les recomiendo que coman las papas rellenas (hay de muchas cosas); son lo más delicioso que existe y son llenadoras y no caras. En el centro comercial hay restaurantes de cadena pero ir tan lejos para comer lo de siempre, pos como que no, o ¿si?

La Plaza Roja se debe de conocer de día y de noche, porque iluminada es una visión diferente e irreal. Si van en verano tendrán que “desvelarse” para verla iluminada porque el sol se oculta como a las 11 de la noche o más tarde; pero si van en invierno seguro a las 4 de la tarde ya la ven con toda la iluminación en su esplendor además de que la nieve le da también un toque bastante chido.

En mi próxima entrada les platicaré de las muchas cosas más que hacen de Moscú la ciudad que es; así como datos de su historia y una que otra curiosidad…

3 comentarios en “Más Allá Del Horizonte: De Rusia con Amor (parte 1)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s