amistad, amor, vida

A.M.I.G.O.S.

Hace poco estaba pendejando en Facebook (as always) y alguien tenía un estatus que rezaba lo siguiente: “La amistad no se trata de quién vino primero o de quién te conoce más tiempo, se trata de quién llegó y nunca se fue…” y, aunque no comulgo de todo con la frase, me hizo pensar mucho en lo afortunado que soy por tener los amigos que tengo.

Yo no puedo decir que cuento a mis amigos con los dedos de una mano y me sobran. Tengo la gran fortuna de contar con muchos y muy buenos amigos. Amigos que he conocido bajo diferentes circunstancias, compartido momentos buenos y no tan buenos; y que a su manera me han demostrado siempre respeto, lealtad y cariño. De verdad no podría ser más afortunado de poder contar con ellos.

Tengo mis amigos de toda la vida, con los que fui creciendo y descubriendo la vida. Esos amigos que a pesar de haber entendido la vida de formas muy diferentes, siguen estando a mi lado. Tenemos un pasado común que nos va a unir siempre y aunque en el presente no compartimos tanto como cuando íbamos creciendo, seguimos compartiendo el amor y eso es suficiente para mantenernos unidos y que cada vez que nos veamos parezca que el tiempo no ha pasado.

Luego están mis amigos de la uni. Con ellos la amistad empezó por compartir gustos e intereses pero se ha hecho más profunda. Junto a ellos aprendí a vivir la vida de adulto y a moverme en la Ciudad de México. No importa que ahora casi nunca los vea, siempre me hacen sentir que no estoy solo y que sigo formando parte de un grupo que ha trascendido una etapa de vida.

También están mis amigos teatreros. Ellos me han conocido profundamente como pocas personas en la vida; y me han dejado conocerlos a corazón abierto. Eso es algo que siempre forjará amistades profundas y sinceras.

Y no me puedo olvidar mis amigos de la vida, eso seres que conocí en un viaje, en el gym, en una fiesta o en circunstancias bastante random pero con los que hubo una conexión tan fuerte que me sigo frecuentando y se han vuelto parte esencial de mi vida. Tal vez, en este momento, es con los que más comparto sueños, angustias, deseos, problemas y sean a los que menos tiempo tenga de conocer pero eso no ha impedido que la confianza sea fuerte y profunda.

La amistad para mí no tiene que ver con el tiempo que conozco a alguien. Para mí un amigo es el que busca hacerte parte de su vida sin importarle que vivas a miles kilómetros de distancia, que no le importa que le reces a un Dios que no es el de él/ella, ni a quién ames, ni quien sea tu familia; que respeta tus gustos pero sabe cómo burlarse de ellos… Es esa persona que está conmigo aunque físicamente estemos separados.

Yo se que no necesito poner su nombre aquí para que sepan que este Escrito Matutino es para ustedes, amigos. Pero tengan la seguridad de que su nombre y apellido está tatuado en mi corazón. Gracias por compartir su amistad y momentos conmigo, definitivamente hacen mucho más divertido el viaje de la vida.

4 comentarios en “A.M.I.G.O.S.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s