amor, felicidad, vida

De cuando conoces a la persona correcta en el momento incorrecto

¿No les ha pasado que cuando menos lo esperan conocen a alguien y sienten que es la persona perfecta para enamorarse? A mí la neta sólo una vez me ha pasado, pero desafortunadamente se dio en el momento incorrecto. Sí, así de triste y trágico. Me pasó el verano pasado, conocí a un wey con el que hice click desde que lo conocí. Teníamos gustos, metas, sueños y estilos de vida muy parecidos; y además había una gran atracción física. Lo bueno del asunto fue que la conexión fue mutua y se dio algo increíble. Lo malo es que nos conocimos a destiempo: él estaba a unas semanas de irse a vivir por dos años a Europa. Bad timing.

Sentir una conexión verdadera tan fuerte con alguien no es cosa de todos los días (al menos no para mí). Es algo que me ha pasado en contadas ocasiones y sólo esa vez la sentí desde el primer momento. Ya saben, uno de esos momentos de la vida en los que -parafraseando a Shakira- dejas de consultarte las líneas de la mano, comienzas a releer a tus poetas favoritos y hasta te animas a escribir unos cuantos versos. Sí, el amor me pegó (cabrón).

Pero entonces vino la cuestión de la separación trasatlántica. Esta persona “perfecta” tenía que tomar un avión y volar al viejo continente para estudiar su maestría. No podía creer que alguien tan “perfecto” hubiera llegado a mi vida en el momento “incorrecto”. Ni modo, así es la vida. Entonces me di cuenta que para que se de el amor es necesario mucho más que sólo la atracción mutua. El timing es fundamental. Dos personas pueden gustarse, quererse y tener los mismos planes de vida pero si su timing no es el mismo, ya valió madres todo. Se los digo por experiencia.

Llegar a una relación en la que el único obstáculo es el timing es FRUSTRANTE. ¿Qué se hace? ¿Esperar? Yo quise intentarlo pero la distancia me ganó. ¿Por qué? Porque no creo en las relaciones a distancia. No es que no confiara en él, al contrario: estoy seguro que los dos teníamos toda la disposición de hacer que lo que teníamos funcionara. Pero yo estoy convencido de que el amor se construye con el día a día, con los momentos que se dan en la cotidianidad, encontrándole a la rutina lo extraordinario de compartirla con alguien más y, viviendo en continentes diferentes y husos horarios distintos, difícilmente íbamos a poder construir una relación así a través del skype.

Entonces -una vez más- me enfrenté con la horrible situación de tener que soltar algo que tanto había anhelado en mi vida. Y la neta, tener que soltar a la persona correcta es horrible. Ese momento vino acompañado de muchas dudas, de dolor, de frustración… y sin embargo, 6 meses después sigo vivo y de pie. ¿Qué me quedé de todo eso? La satisfacción de haber enfrentado la vida con verdad y no haber ensuciado algo tan bonito sólo porque mi ego no quería soltar el amor.

El timing no está en mis manos. Es algo de la vida que yo no puedo controlar. Y está bien. Ahora entiendo que el que a mí me parezca bad timing no necesariamente lo es, como dice el dicho “los tiempos de Dios son perfectos”. La persona correcta llegará en el momento correcto, cuando yo esté listo para recibirla. Mientras llega ese día, dejaré de forzar el amor y me dejaré llevar por la corriente de este río llamado vida…

3 comentarios en “De cuando conoces a la persona correcta en el momento incorrecto”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s