actitud, crecimiento personal, vida

No estoy solo. Estoy conmigo.

Dicen que no hay peor cosa en la vida que estar solo. Yo no estoy de acuerdo. La soledad es algo necesario. A mí me gusta pasar tiempo solo, me sirve para escucharme, sentirme, relajarme… Poder estar solo para mí es una gran oportunidad (si no me creen, lean aquí).

Claro que estar con alguien también es muy padre. Como dijera mi mamá: “Compartir las penas las hace más llevaderas y compartir las alegrías las hace más intensas”. Y es verdad, pero a veces compartimos tanto con alguien que llegamos a creer que nuestra felicidad y nuestro bienestar dependen de esa persona. No hay pensamiento más equivocado. A esta vida llegamos solos y de ella nos iremos igual, así que no hay nada mejor que aprender a pasarla bien así.

Contrario a lo que la mayoría de mis Escritos Matutinos pudieran dejar ver, yo la paso solo bastante bien. De hecho la paso tan bien, que he encontrado algunas ventajas de estar solo. Y bueno aquí les comparto lo que le veo de ventaja a este asunto llamado soledad:

1. Puedo hacer con mi tiempo lo que quiera. No le tengo que dar explicaciones a nadie de nada ni hacer mis cosas apurado porque quedé de verme con mi pareja (¡No tengo!). Si me quiero pasar 5 horas pendejeando en la televisión o con mis amigos, lo puedo hacer sin dar explicaciones de nada.

2. Sigo disfrutando muchísimos a mis amigos. Cuando andas con alguien a veces la otra persona tiene planes que quiere compartir contigo y a veces hay que dejar de ver a los amigos para ser parte de la vida de la otra persona; pero cuando estas solo eso no es un problema. Además como voy a las reuniones solo, pues puedo platicar con todos sin preocuparme por integrar a nadie.

3. Hago lo que quiero. Como canta Fey en su canción “No tengo novio”:  como lo que me gusta, bailo cuando quiero bailar, no me asfixio el coco buscando qué ponerme para impresionarlo más. Así, la vida es fácil. Uno hace lo que quiere, como quiere y con quien quiere.

4. No siento celos. La neta no soy muy celoso ni estando en una relación (confío en que la otra persona está conmigo por algo) pero pues así es mucho menos probable hacer corajes de celos. Y lo bueno es que tampoco nadie me cela así que puedo salir con quien sea y hacer lo que sea sin que mis cosas buenas que parecen malas generen conflictos. 😛

5. He aprendido a quererme. Creo que esto es lo más importante. Estando solo me he aprendido a conocer, a darme cuenta qué estoy dispuesto a tolerar en alguien más, qué no, qué me falta por trabajar para mejorar, que cosas me gustan de mí, que cosas no pero no puedo cambiar y entonces he aprendido a aceptarlas y qué cosas no me gustan y sí puedo cambiar. Saber todo eso me ha ayudado a aprender a quererme y a abrazar con todas mis ganas mi forma de ser.

Al final, de lo que me he dado cuenta es que el que no tenga una pareja no significa que esté solo. Tengo muchos amigos que siempre  me hacen sentir muy especial y de los que me siento muy orgulloso (lean aquí). Mi familia es increíble y nunca me han dejado solo. Pero sobre todo, he aprendido que nunca estoy solo, solamente estoy conmigo. Y la neta, estar así me gusta mucho porque me caigo muy bien.

View this post on Instagram

About the holidays 😎☀️

A post shared by Alonso Navarro (@alonsonm) on

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s