Uncategorized

Para no decir adiós, doy las gracias…

Este es el último post que escribo desde México. La siguiente vez que publique algo por aquí será desde mi nuevo hogar en Australia. Probablemente sea de las cosas más difíciles que he escrito, pero he esperado tanto este momento para dejar que el miedo, los nervios e incluso la emoción, me sobrepasen. Cuando iba en la universidad tenía un maestro (al que quiero mucho desde entonces) que siempre decía “uno no puede tener todo en la vida, al menos no todo al mismo tiempo”; este gran cambio comprueba la enorme sabiduría que tiene esa frase -y mi querido maestro, por supuesto- porque para poder llegar a mi destino final tengo que dejar mucho de lo que soy y amo.

Estoy a nada de emprender un viaje de 36 horas para llegar al otro extremo del mundo. Para alcanzar mi nuevo destino de la mejor manera debo viajar ligero. Mi maleta no lleva mucho, siempre he sido muy práctico y me cocha cargar. Mi corazón está preparado, me llevo lo mejor de los mejores: mi familia, mis amigos, mis maestros, mis compañeros, incluso de quien me lastimó… Y como decir adiós siempre me ha costado trabajo y para no despedirme de nadie, he decidido soltar y soltarme a mi destino diciendo GRACIAS.

Pa: gracias por todas las oportunidades que me has dado desde que nací. Por ser mi ejemplo, mi pilar, mi guía y mi maestro más constante. Me has enseñado la mejor lección de la vida: a caminar con la frente en alto pero con humildad. Voy a ser el mejor allá gracias a tus enseñanzas. Te voy a extrañar muchísimo, pero me voy feliz de haber podido compartir el último año contigo de la forma en que lo hicimos. Te amo.

Ma: gracias por las alas tan grandes que me diste, pero mucho más por las raíces tan profundas que me dejaste. Siento que puedo volar cualquier cielo porque se que siempre tendré un lugar seguro al cual regresar: tu corazón. Aunque me vas a hacer mucha falta, se que vives en mí siempre y eso me da la fuerza para enfrentar mi destino. Te amo de aquí al sol y de regreso mil millones de veces.

Diego: gracias por ser el mejor hermano del mundo, porque eres el único que cuida y protege a su hermano mayor siendo el menor. Admiro muchísimo la forma en que abrazas la vida y dejas que la vida te abrace. You are my infinite. ¡Te adoro!

Alia: ¡bienvenida a la familia! Gracias por compartir la vida con mi hermano y hacerle tanto bien. Espero que que la distancia no sea obstáculo para que podamos compartir cosas que hagan crecer el cariño entre nosotros. Te encargo a mi hermanito.

Abuela: gracias por tus bendiciones y quererme como me quieres aunque a veces no lo entienda. Se que siempre estoy protegido porque tu Dios me cuida a través de ti incluso estando a miles de kilómetros de distancia. Te quiero muchísimo.

A mis tíos muchísimas gracias por siempre tenerme presente, por ser mis otras familias y cuidarme con tanto cariño cuando lo he necesitado. Los quiero muchísimo.

Gracias especialmente a Guadis por ser conmigo como con nadie más. ¡Te adoro!

Paty: gracias por todo, por tu comida, tus cuidados, tus atenciones pero principalmente por el cariño que nos has regalado por 20 años o más… definitivamente mi mamá no exagera cuando dice que eres la felicidad del hogar 🙂 te voy a extrañar…

A mis primos Navarro, porque aunque convivimos poco siempre me han hecho sentir especial. Los quiero.

Oscar y Elena: porque siempre me han hecho sentir muy querido. ¡Los quiero mucho!

Kena: Te admiro como a nadie más. Eres un ejemplo del ser humano al que aspiro en todos los aspectos de mi vida. ¡Te adoro muchísimo!

Danny: gracias por todas tus porras siempre. Por tu forma de ser, me encanta 🙂 y por traer a Lore a la familia que es un sol. ¡Los quiero!

Gabyzuuuu: voy a extrañar platicar contigo, contarte mis pedos y escuchar los tuyos para luego cagarnos de la risa con lo que nos pasa mientras nos tomamos unas chelas. Gracias por siempre ser tan linda conmigo. No dejes de mantenerme al día de Patrik ¡Te adoro muchísimo!

Ro: por ser ejemplo de lo que quiero en la vida.

Mari: gracias por la infinita confianza que me inspiras, por tu forma de ser tan divertida y honesta; por ser mi ejemplo de éxito en todos los aspectos. Te quiero mucho, mucho. ¡Me encanta tu familia!

Bernie: gracias por los recuerdos en mi niñez y tus consejos ahora. Por Yvo, tus niñas y buce, que están de pelos. ¡Los quiero mucho, Ber!

Majo: Gracias por todo lo que hemos vivido juntos desde que nacimos, todos esos momentos tienen el lugar más especial en mi corazón. Se más feliz de lo que ya eres. Siempre estoy contigo aunque físicamente no lo esté porque como la canción, yo te llevo dentro hasta la raíz. ¡¡¡Te adoro!!!

Pau: gracias por compartir tu felicidad con Majo y hacerla tan feliz como nunca la había visto.

Ferrus: gracias por siempre hacerme sonreír y ser mi compañera de aventuras. Porque desde que éramos chiquitos has sido mi solecito favorito para iluminar mis días. ¡¡¡Te quiero muchísimo!!!

Chilis: gracias por ser mi espejo y reflejarme lo que más me gusta de mí y enseñarme a cambiar lo que no; por hacer de mis últimos años en el D.F. los más entrañables. Voy a extrañarte muchísimo más. Te adoro…

Ajis: ¡Por fin tienes el camino libre con Maki! jajaja… te encargaría a Chila pero mejor a ti te encargo con ella. Te quiero, wey.

Maicol: espero que seas muy feliz en la nueva vida que viene para ti y que tu grandeza se vuelve inmensidad. Te quiero.

Fer: por esa enorme fe con la que vives la vida. Te quiero también.

Ren: eres la niña más linda del mundo… Por dentro y por fuera. Me siento muy identificado contigo y me da mucha felicidad saber que eres una mujer fuerte e inteligente. Ahora que viviremos procesos similares, quiero decirte que aquí estoy para ti cuando lo necesites. Te adoro, mi Ren!!!

Bruno: se que detrás de esa seriedad que tienes hay un corazón enorme, cuídalo y entrégaselo a quien se lo merece: la gente que te quiere.

A mis amigos, gracias por volverse mis familias adoptivas, han hecho que mi vida siempre tenga motivos y han sido mi motor estando lejos de mi familia y lo que siempre conocí.

Giss: gracias, gracias, gracias por esa última plática… y por todas las demás a lo largo de tantos años. La distancia y los cambios horarios nos hacen los mandados. Te quiero muchísimo.

Danna: por ser mi alma gemela, mi consciencia y mi diablito. Por festejar mis logros como tuyos y regalarme los tuyos para hacerlos propios. Te amo desde siempre y para siempre.

Fer: por haber llegado a mi lado y seguir aquí. Por cuidarme. Por inspirarme a mirar lejos y grande. Te admiro como no tienes una idea, eres mi gran orgullo. Te voy a extrañar muy, muy, muy cabrón. Te quiero mucho, Fer.

Mis rostros: Toño, Lorenz, Diego, Chqui…. son lo máximo. Los voy a extrañar mucho. No se olviden de mí. Los quiero.

Mis niñas UIC: Emma, Rens, Yaz, Ana Luisa… les encargo a los chavos, pónganlos en cintura. Las quiero muchísimo.

Rudy y Puk: porque nunca me dejaron de hacer parte de su historia de amor y de sus vidas. Por inspirarme a confiar en que el amor es perfecto y sabe sus momentos… por cuidarme a su manera desde que íbamos en la UIC. Los quiero muchísimo.

Fergie: a ti siempre gracias… Por estar y estar bien aunque yo no siempre estoy. Te quiero mucho.

Andrew: nosotros no necesitamos tener la misma sangre para ser hermanos, a nosotros nos une el corazón. Me vas a hacer mucha falta por allá… Te quiero muchisísimo.

Xilito: cuando te conocí no era más que una persona cualquiera, pero tú me hiciste tu amigo y ahora siento que soy único en el mundo. ¡que gran tesoro me regalaste con tu amistad… me la llevo en el corazón!

Steph: por todo que es tanto… por enseñarme que el otro lado de la moneda es más divertido de lo que imaginaba. Por tu enorme generosidad. Por abrirme los ojos a la vida. Te quiero, chiquitín.

Deivid: mi maestro de vida… de ti me llevo todo y a cambio te dejo mi admiración total. Te abrazo con todo mi corazón.

Al teatro y su gente… porque al final, sin él y ellos, no me habría dado cuenta de lo fuerte que soy. Porque hoy que entiendo que la realidad siempre supera la ficción, puedo verlos sin rencor y con amor. ¡mucha mierda!

César: cuando te conocí nunca pensé que llegaría a quererte tanto. Gracias por demostrarme que la gente es mucho más que una primera impresión, y sobre todo por ser ese amigo que necesité este último año… Te espero por cangurolandia…

Pantojirri: por haber sido inspiración y motivación para que hoy esté aquí… siempre tendrás un lugar en mi corazón.

A mis romanos: gracias por regalarme la tranquilidad de saber que he dejado a mis papás con una familia que está unida por el corazón.  Los voy a extrañar, muchachos!!!

A esos amigos que han volado tan alto que con sus vuelos me han inspirado a tocar las estrellas… Yuge, Miriam, Mariví, Dani P….

A ti, que me lees y encuentras algo de ti en mis palabras, gracias por alimentarme el alma. Espero que sigamos descubriéndonos en las nuevas historias que vendrán del otro lado del mundo…

A Dios, por darme esta oportunidad en el momento perfecto. Por mi vida. Por el aquí y el ahora. Por siempre darme lo que necesito, cuando lo necesito…

Este escrito no es un adiós, ni una despedida. Es la forma en que intento dejarles algo de mí por todas las cosas invaluables que me llevo de ustedes y que estoy seguro serán mi medicina y alimento en los momentos difíciles en aquellos horizontes tan lejanos.  De todo corazón muchas gracias a todos por hacer de mi vida algo único. Se que seguirán siendo parte de ella a pesar de la distancia y que a través de las letras y el cariño seguiremos encontrando puntos de encuentro.

Los abrazo con todo mi corazón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s