vida

Hogar es donde está tu cama

Después de recorrer algo más de 14,000 kilómetros, tomar tres aviones, cruzar el Pacífico y viajar durante 36 horas por fin llegué a mi nuevo destino: Bendigo, Australia; la tercer ciudad más grande del estado de Victoria, cuya capital y ciudad más importante es Melbourne.

Bendigo está más o menos a unos 150 kilómetros de Melbourne, lo que se traduce en hora y media de viaje. Aquí viven alrededor de 100 mil habitantes y tiene una población estudiantil importante debido a que alberga un campus de La Trobe University, una de las universidades más importantes de Australia.

Durante este semestre voy a estar viviendo en las residencias de la universidad. Mi cuarto no es la gran cosa pero es acogedor. Tengo un closet de buen tamaño y un escritorio muy práctico, además de que la cama se ve muy cómoda y la almohada parece bastante mejor de lo que esperaba (hoy es mi primera noche durmiendo aquí, así que ya les contaré si mis percepciones fueron acertadas).

La verdad no he hecho mucho en este día, estoy agotado del viaje y me  he pasado las horas luchando contra el jet lag para no quedarme dormido. Son las 7 de la noche y se oscureció hace dos horas, lo que ha hecho más difícil mi lucha contra el sueño pero no me quiero dormir aún para acoplarme a los horarios de aquí (estoy 15 horas adelantado frente a México).

Una de las cosas que hice en este rato para no ceder ante el sueño fue “arreglar” mis cosas. La verdad es que no traje mucho pero nunca he sido bueno para eso de las mudanzas (con todo y que en los 11 años que viví en el DF me mude 5 veces) y mi cuarto en menos de una hora ya estaba hecho un desmadre. Espero mañana poder darme el tiempo para dejarlo todo en orden (pero no prometo nada).

El caso es que mientras disque acomodaba mis cosas me puse a pensar en qué es lo que hace que un lugar se sienta como hogar. Definitivamente es la gente que cohabita los lugares lo que hace de ellos un hogar. Pero cuando estás tan lejos en el mundo la sensación de hogar tiene que ver con ese lugar en el que podemos descansar tranquilamente porque en él encontramos centro y nos ubica con el mundo y su realidad. El hogar, entonces, se vuelve tu cama porque es justo ahí donde al cerrar los ojos llegan a acompañarte todas esas personas que le dan sentido a la vida aún estando a cientos de miles de kilómetros de distancia…

Les presento mi nuevo hogar:

1 comentario en “Hogar es donde está tu cama”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s