amor

Una canción con la forma de tu cara

En la vida hay canciones que cuando cerramos los ojos se convierten en personas. Hoy, una de esas canciones se cruzó en mi camino y me estremeció completamente. Estaba procastinando en Facebook cuando vi un post de mi gurú espiritual, que también es cantante, en el que dejaba el link para descargar su nuevo disco completamente gratis. Yo no me puedo resistir a las cosas gratis que da la vida, así que me descargué el disco y me puse a escucharlo.

De acuerdo a la filosofía que me enseñó durante las sesiones que compartimos, el disco en general está lleno de luz y positivismo.  Pero de repente llegó una canción que me llegó durísimo. La canción se llama Final Feliz y habla de soltar al amor sin intentar olvidar o buscar remplazar a esa persona que ya no puede estar con nosotros, porque de esa manera estará siempre con nosotros.

Yo no creo en las casualidades y que esta canción hubiera llegado justo hoy a mí, no fue un acto fortuito. Llevaba varios días pensando en esta persona que me marco tan profundamente, preguntándome en qué hubiera pasado si nos hubiéramos conocido en otras circunstancias, en cómo sería la vida si la estuviéramos compartiendo, en si algún día nos volveremos a encontrar y si es así, si será para estar juntos…

Total que esta canción me desbarató (¿o me liberó?) por completo. La estuve escuchando un buen rato, con los ojos cerrados e imaginado tu cara. Lloré de frustración por lo que no pudo ser y luego de alegría por lo que sí fue. Y entendí que aunque pasen muchos años y ame a otras personas, siempre tendrás un lugar intacto en mi corazón porque contigo aprendí cómo se siente amar y que te amen con la misma magnitud de regreso.

Dicen que tardas la mitad del tiempo que anduviste con alguien en olvidarlo. Esa afirmación es mentira. Ya ha pasado mucho tiempo más de la mitad del tiempo que estuvimos juntos y yo no te olvido, ni quiero olvidarte. Eso sí, el tiempo ha puesto todo en perspectiva y me ha dejado ver que los dos dimos lo mejor de lo que somos (o éramos en ese entonces) a la relación bajo las circunstancias que vivíamos. Eso me permite que cuando veo tus fotos todo sonriente y pasándola increíble en la vida, no pueda evitar sentirme feliz porque lo que de mí se quedó contigo está floreciendo de nuevas formas. Ten la seguridad que lo que de ti se quedó en mí, también se ha expandido de nuevas maneras a través de las nuevas experiencias que estoy viviendo.

Todos los días -cuando medito antes de irme a dormir- me doy un tiempo para pensar en ti. En ese momento te envío mucha felicidad y amor, y le pido al universo que siempre te de motivos para sonreír y gente a quien amar y que te ame. Estoy seguro que cuando la vida vuelva a cruzar nuestros caminos, te encontraré inmensamente pleno y feliz. Ese día te voy a abrazar con todo lo que soy para devolverte esa parte de ti que hay en mí y, a cambio, tomaré eso de mí que se quedó contigo para poder seguir aprendiéndome a través de ti. Para ese entonces lo que te quedaste de mí ya será más tuyo que mío y viceversa; pero para mí será muy bonito reencontrarme conmigo de esa manera… Mientras llega ese día siempre podré escuchar esta nueva canción, cerrar los ojos y traerte a mi presente.

2 comentarios en “Una canción con la forma de tu cara”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s