crecimiento personal

No estoy guapo, estoy FELIZ.

Esta entrada puede llegar a interpretarse de forma muy pretenciosa y ególatra desde el título pero no es mi intención, quiero mostrar con ella los beneficios adheridos de estar feliz… espero lograrlo.

Hace unos años me dijeron una frase que me encantó porque está llena de verdad: “No me siento bien porque me vea bien, me veo bien porque me siento bien”. Esta frase es poderosísima porque me hizo entender que la autoestima es mucho más poderosa que la apariencia física. ¿No me creen? Nada más piensen en ese(a) amigo(a) que tiene un chingo de pegue y que no entendemos a qué se debe porque no encaja con los estándares de belleza. Estoy seguro que si analizan con cuidado a este(a) susodicho(a) se darán cuenta que su atractivo radica en algo tan simple pero tan complejo como aceptarse tal y como es.

Yo nunca he sido una persona con la autoestima muy elevada y aunque tampoco considero que sea el wey más acomplejado del mundo, si he tenido momentos en los que me agobian tanto mis defectos que lo único que he provocado es resaltarlos opacando los atributos positivos que pudiera tener. La mayor parte de mi vida fui el primero en desvalorizarme pensando (estúpidamente) que así podría alcanzar la humildad y, principalmente, el cariño de la gente. Afortunadamente, la vida se encargó de enseñarme que si yo no me aprendo a querer, nadie podrá quererme y (lo que es mucho más triste) yo no podré querer a nadie.

Para aprender esta lección tan importante, el universo se rifó conmigo y me concedió la increíble oportunidad de venir a estudiar a Australia. Esta noticia me hizo sentir extremadamente feliz después de llevar un año en la incertidumbre total. Cuando la vida te da una oportunidad como la que a mí me dio, no queda más que tomarla sin pensar y rendirse al flujo de lo que venga. Fue así que dejé de preocuparme por cosas estúpidas que siempre me habían agobiado: mi peso, mis cachetes, caerle bien a gente que no valía la pena, ser el más inteligente, solté rencores, miedos y me dejé “vencer” por la vida. Abrí mi corazón. ¿Y qué pasó? Que la vida empezó a latir con mucha más intensidad y pude apreciar las pequeñas cosas que hay en mí.

A partir de que me dejé fluir con la vida y el universo, la gente percibe cosas en mí que nunca pensé. En los últimos dos meses me ha tirado la onda toda la gente que nunca me tiró ni un pedo en los 28 años anteriores de mi vida; y gente que en otro momento hubiera pensado como inalcanzable, ahora la veo como cualquier otra persona. Y la neta no es que me haya puesto guapo, sigo pesando lo mismo que antes, tengo los mismos pelos en el cuerpo que siempre, estoy igual de enano que un hobbit y sigo tan moreno como cuando nací. Lo que he descubierto es que ahora a diferencia de otras veces, estoy completamente feliz con quien soy.

Ahora me gusta lo que veo cada mañana en el espejo y he aprendido a aceptar y ser consecuente con lo que siento por mí. Y creo que eso me sobrepasa, lo transmito y es lo que la gente percibe y le gusta de mí. Pero sobre todo me gusta esto de ser feliz, porque la felicidad me ha permitido ver con mayor claridad las virtudes de la gente que me rodea. Siempre he admirado a mis amigos y familia pero nunca los había visto tan guapos, tan sabios, tan divertidos y, a pesar de la enorme distancia que nos separa, nunca los había sentido tan presentes. Y sí, no puedo aceptar que sea completamente feliz porque no creo que la felicidad absoluta exista como tal. Me siguen faltando muchas cosas, añoro a mucha gente y sigo padeciendo muchos pesares, pero me he dado cuenta que cuando uno aprende a quererse es inevitable encontrar la felicidad incluso en los momentos más oscuros de la vida…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s