familia

¡Feliz cumpleaños, hermano!

“Dicen que la vida de el hombre acompañado se recuerda más que la del solitario”. Si ese dicho es verdad, yo creo que mi vida será bien recordada porque he tenido la fortuna de estar acompañado en todo momento de gente extraordinaria. De todas las personas que me han hecho compañía a lo largo de mi vida la mejor llegó hace 27 años: mi hermano. No he tenido un mejor regalo de parte del universo que él y no me imagino cómo habría sido crecer sin su presencia en mi camino. Estoy convencido que en la vida no hay mejor forma de crecer y descubrir el mundo que con un hermano (a) y que cada quién nos llega el hermano que necesitamos a nuestro lado. Yo tuve la fortuna de tener al más especial de todos los hermanos.

Mi hermano para mí ha sido siempre un maestro. En sus 27 años de vida ha tenido la capacidad de enseñarme ENORMES lecciones de vida. Gracias a él no sólo aprendí la importancia de compartir, sino que también me enseñó que compartir va más allá de no ser egoísta, tiene que ver con expandir los buenos momentos y hacer más llevaderos los malos ratos.Con las peleas que nos echábamos me enseñó a desarrollar la virtud de la paciencia y aumentó mi umbral contra el mal humor y el dolor físico (:P). Con sus puntadas me ha enseñado a reírme de la vida y lo que me pasa y ha llenado de carcajadas mis días. Y con sus cuidados me ha demostrado que no estoy solo, que siempre habrá alguien que me defienda y que vea por mí aunque esté a miles de kilómetros de distancia. Mi hermano ha sido mi ejemplo sobre mi gran lección de vida: soltar. Él nunca se aferra a nada (en el mejor de los sentidos) y siempre disfruta lo que tiene cuando lo tiene y como lo tiene. Nadie vive tan bien el aquí y el ahora como él, y eso siempre será su máxima enseñanza para mí.

No debió haber sido fácil crecer al lado de alguien como yo porque fui un niño “perfecto” en muchos sentidos y había muchas personas recordándoselo a cada momento, pero mi hermano superó las pruebas con creces y fui yo quien muchas veces deseé encontrar en mí la perfección que él tiene. Ahora, con el tiempo, me gusta que seamos tan diferentes porque en nuestras diferencias hemos sabido encontrar algo de lo que el otro tiene y eso es, para mí, lo que hace fuerte y única nuestra relación.

Yeyi, ¡Feliz cumpleaños! Mi deseo para ti es que nunca pierdas esas ganas de vivir tan intensas con las que vives la vida, que siempre te sobren los motivos para sonreír (aunque tú lo hagas internamente) y que nunca se acabe nada de lo nuestro. Es difícil poner en palabras lo mucho que siento por ti y lo que representas en mi vida. Te extraño mucho y todos los días pienso en lo mucho que me gustaría compartir contigo lo que estoy viviendo aquí en persona y no por skype o mensajes, pero tengo la esperanza de que tendremos la oportunidad de compartir este lugar en algún momento y de la manera perfecta para los dos. Gracias por tanto que ha sido todo en los últimos 27 años de mi vida. Como te lo escribí antes de venirme para acá, YOU ARE MY INFINITE. TE AMO, Yeyi!

2 comentarios en “¡Feliz cumpleaños, hermano!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s