vida

Mi primer cumpleaños “solo”

La semana pasada me volví un año más grande y aunque siempre he pensado que cada cumpleaños es especial, el de este año fue particularmente especial porque fue el primer cumpleaños que viví lejos de mi casa, de mis amigos y de mi país es decir, lo pase “solo”. Y entrecomillo el solo porque en realidad estuve recibiendo muchísimo amor de todos mis amigos y de mi familia a través de facebook, twitter, whatsapp, instagram y demás formas de comunicación que me hacían sentir acompañado y pensado en todo momento pero aún con eso la distancia me ganó por momentos y la soledad me pesó un poco más que otras veces.

Yo soy una persona que disfruta mucho estar en soledad, de hecho muchas veces yo mismo busco estar solo porque estoy convencido que es la mejor manera de escucharme y aprender sobre mí mismo. Sin embargo, nadie quiere pasar solo su cumpleaños y a mí, especialmente, el día de mi cumpleaños me hizo mucha falta el abrazo físico de la gente que amo. En realidad me faltó el abrazo físico en general, porque aquí en Australia ya tengo mis amiguitos y hasta celebré con ellos mi cumpleaños pero extrañamente nadie me abrazó. Quiero suponer que es una cuestión de costumbre porque otros dos chavos también celebraron su cumpleaños y tampoco recibieron abrazos. Siendo de México donde el contacto físico es pan de cada día fue difícil no ser abrazado en una fecha como esta (a ver qué tal me va en navidad). Así que ya se imaginarán, el “homsick” me entró con todo y todos los mensajitos, llamadas y muestras de cariño me hacían soltar las lagrimitas…

Pero hoy, a casi una semana de mi primer cumpleaños en soledad, puedo decir que ha sido una de las experiencias más enriquecedoras de la vida. ¿Por qué? Porque haber pasado mi cumpleaños me sirvió para reflexionar sobre mí, sobre las expectativas que tengo de mí, lo que realmente me importa de mí y de la vida. Me ayudó a reconocer sinceramente dónde estoy parado frente al mundo y mis metas, hacia dónde quiero ir y qué cosas debo soltar para que el viaje sea más ligero.

Pasar mi cumpleaños solo me hizo crecer porque hizo que me diera cuenta qué es lo que me inspira de la vida, cuáles son mis sueños, reforzó mis creencias, me dio claridad sobre quién soy y hacia donde voy… Y ese regalo de vida es tan grande, tan necesario y tan poderoso que solamente me podría haber llegado en esta situación. Estoy seguro que mi próximo cumpleaños aquí no será igual que este porque ya me sentiré más acoplado a este lugar, ya tendré amigos más cercanos y una vida un poco más hecha en todos los sentidos (espero); así que no me queda más que agradecerle al universo por haberme dado la oportunidad de pasar todo mi cumpleaños con la persona más importante de mi vida: yo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s