actitud, aprendizaje, Educación, Lectura, libros, Literatura, Política, vida

La Educación es Poder: La inspiradora historia de Malala Yousafzai

Supe de la existencia de Malala Yousafzai en octubre de 2012 cuando el atentado terrorista por parte de los talibanes del que fue víctima se volvió noticia internacional. A pesar de que su perfil me llamó la atención y me enteré de su premio Nobel y una que otra noticia de su quehacer filantrópico, en realidad nunca me interesé por adentrarme profundamente en la historia de esta chica pakistaní hasta hace unos días cuando llegó a mis manos su autobiografía titulada “Yo soy Malala: La joven que defendió el derecho a la educación y fue tiroteada por los talibanes”.

La historia de Malala tocó fibras muy sensibles en mí. Me sorprendió lo mucho que encontré de mí en esta mujer. Evidentemente, no puedo compararme con un ser humano del tamaño de esta mujer pero su historia me vino a recordar cuáles son las batallas que debería luchar y sobre todo lo afortunado que fui por haber tenido la oportunidad de ejercer mi derecho a la educación con libertad y sin restricciones.

Desde que era niño siempre me ha gustado estudiar porque supe que en el conocimiento encontraría las oportunidades para desarrollar mis fortalezas personales (fue la ventaja de no haber nacido guapo ni con aptitudes para los deportes). En ese sentido fue muy fácil relacionarme con las sensaciones que Malala describe cuando se refiere a sus estudios y preocupaciones escolares. Pero lo que más me conmovió fue imaginarme en una situación de angustia y peligro por el simple hecho de querer aprender cada vez más. No me imagino la forma en que hubiera sido mi vida si hubiera tenido que crecer con amenazas de muerte por el simple hecho de querer ir a la escuela. Debe ser horrible y frustrante.

Y sin embargo, muchos niños sigue sin tener la posibilidad de ejercer su derecho a estudiar. Leer la historia de Malala es confrontarte con la realidad de muchas niñas y muchos niños a los que les es negado el derecho a estudiar o que no tienen las posibilidades para ir a la escuela no sólo en Pakistán, sino en todo el mundo. Tan sólo en mi país, México, en el 2013 2.1 millones de niños de entre 5 y 17 años no asistían a la escuela; es decir, casi el 10% de los menores de edad no recibía una educación (UNICEF México, 2014). ¿Cómo esperamos que el país progrese si nuestros niños no tienen la posibilidad de estudiar?

Lo que me sorprende más es la forma en que la gente que tiene el privilegio de recibir una educación no valora este hecho. Hay padres de familia que no ven realmente la importancia de que los hijos reciban una educación de calidad, porque claro que todos dirán que es importante que los hijos se eduquen correctamente pero eso muchas veces viene desde el deber ser. ¿Cuántos padres logran que sus hijos realmente sean conscientes de lo importante que es prepararse bien? Y luego están los maestros, ¿en qué momento dejamos de exigir maestros con vocación?No entiendo por qué los estudiantes no se quejan de sus maestros barcos. De mí se burlaban porque siempre metía mis materias con los maestros más “perros” en la universidad pero en realidad yo tenía claro que quería aprender de los mejores y así fue.

Pero en esta historia hay alguien que tiene muy claro lo importante que es la educación: los grupos de poder (el Estado, la religión, etc.) ¿Por qué creen que los gobiernos corruptos no invierten en educación y cultura? ¿Por qué los primeros presupuestos que se recortan en las crisis son los que corresponden a la educación? Porque un pueblo analfabeto es más fácil de controlar. ¿No me creen? El grupo terrorista Talibán está tan consciente del poder de la educación que intentó asesinar a una niña que promovía el derecho a la educación porque sabe que si la gente se educa dejará de comprarle sus mentiras.

La educación es poder y por lo tanto representa una responsabilidad. Es responsabilidad de los gobiernos brindarnos oportunidades educativas de calidad. Sin embargo, es responsabilidad de cada uno de nosotros tomar esas oportunidades y exprimirlas hasta la última gota y si el gobierno no puede o no quiere brindarnos el derecho a una educación de calidad, entonces es responsabilidad de quienes hemos sido lo suficientemente privilegiados para obtener una educación luchar porque los que no la tienen puedan acceder a ella.

En este mundo en el que la mayoría de los modelos aspiracionales dejan mucho que desear, me parece que la autobiografía de Malala debe ser una lectura obligatoria para todos los padres de familia, maestros y niños de todos los países porque a través de todo lo que esta chica pakistaní vivió es fácil comprender la importancia de estar educados en el mundo de hoy y al mismo tiempo entender que muchos de los problemas que hay en el mundo están fincados en la falta de educación, porque bien dice Malala: “Un niño, un profesor, un libro y una pluma pueden cambiar al mundo. La educación es la única solución”

 

 

9 comentarios en “La Educación es Poder: La inspiradora historia de Malala Yousafzai”

  1. Justamente ayer vi que posteaste el libro de Malala en Instagram y te iba a preguntar si ya lo estabas terminando. Esa historia me llegó a lo más profundo, lo terminé en horas, y para mi, junto a libro de Ana Frank, es uno de los mejores que leí y creo que esto será siempre! ME ENCANTA! porque son historias reales, no personajes ficticios a los que se les inventan valores, esta niña, se enfrentó a los talibanes, el discurso que dió frente a la ONU me da piel de gallina, es increíblemente madura para su edad y nos deja a todos un claro mensaje, apostar a la educación, seguir adelante, no temer, porque temer es ignorancia y justamente debemos luchar contra eso. Me encantan tus entradas, lectura fresca y que nos enseñan algo a través de historias o de tus análisis, sencillos pero que nos dejan aprendizaje. Desde Paraguay, un saludo al otro lado del mundo!

    Le gusta a 1 persona

    1. Bea, que bonito se siente encontrar por este medio que en Paraguay hay alguien con quien puedo coincidir de alguna manera en la forma de ver el mundo. Me siento muy honrado de saber que encuentras algún aprendizaje en mis textos. Te agradezco mucho tu lectura y te mando un abrazo con sentimiento mexicano desde Australia hasta Paraguay!!!

      Le gusta a 1 persona

      1. No tienes qué agradecer, el placer es mio. Es inusual encontrar a alguien que puede tener los mismos pensamientos y los convierta en letras escritas, es un orgullo eso para mi. Creo que es este uno de los casos en los que puedo llamar a la tecnología como una herramienta, no como una distracción o robatiempos, como es para la mayoría ahora. Estoy terminando este año, enamorada de todo lo que descubrí mediante el blog, porque creo que cada uno tiene un mundo que ofrecer, entre ellos el tuyo. Saludos Grandes!

        Le gusta a 1 persona

  2. Y por cierto, coincido en todo, lo publiqué en mi página de facebook. Vivo en un país en el que el Estado invierte más en salarios para funcionarios públicos que en educación y salud, y a veces nos seguimos preguntando por qué estamos donde estamos. Saludos

    Le gusta a 1 persona

    1. El mal que tenemos en Latinoamérica está en que tenemos gobernantes muy corruptos y habitantes muy indiferentes, lo que ha pasado con Guatemala y Venezuela me da esperanza en nuestra tierra y me hace creer en que estamos despertando. Te envío muchos saludos!

      Le gusta a 1 persona

      1. Así es, así que la verdad, Malalá junto a Mafalda, considero yo, deben ser de lectura obligatoria y deberían estar en cada Biblioteca, es importante para generar un espíritu crítico y abierto en los niños y jóvenes, porque si eso no sucede, seguiremos siendo para ellos un instrumento -para los políticos de turno- para llegar a sus fines que no son las de mejorar un país.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s