Australia, Educación, Uncategorized

Dejando de estudiar por una calificación

De las cosas más difíciles a las que me he enfrentado en Australia es a su sistema educativo. Tomar clases aquí ha sido toda una experiencia que me ha confrontado con muchas de las percepciones que tenía sobre mí mismo y que sobre todo me ha hecho salir verdaderamente de mi zona de confort. Y aunque por momentos he “sufrido” los estudios, al final he podido darme cuenta que al ir a clases en este nuevo país y bajo este sistema tan diferente al mexicano estoy aprendiendo cosas que van mucho más allá de los conocimientos académicos.

Toda la vida me había comprado la etiqueta del niño inteligente. Mis calificaciones siempre fueron muy buenas desde que iban en la primaria hasta que salí de la universidad. Yo me compré la etiqueta del estudiante excelente porque encajaba bien conmigo y me hacía sentir bien en muchos sentidos. Para mí ser un estudiante exitoso tenía que ver con la calificación hasta que llegué a Australia.

Lo estimulante y desafiante de la educación australiana es que depende de uno mismo. Aquí te dan el programa al inicio del semestre y te sugieren lecturas para cada una de las clases pero está en ti si las haces o no, finalmente (al menos en mi experiencia) en ninguna clase te preguntan sobre ellas pero sí te dan mucho panorama sobre lo que se habla ahí. Yo obviamente leí todo y trabajaba muchísimo en ellas para que mi participación en clase fuera positivamente relevante.

El caso es que cuando recibí mis primeras calificaciones fue todo un shock para mí. Todas rondaban entre 6.5 y 7.5. Yo obviamente me sentía el más estúpido del mundo, además de frustrado porque sentía que mi esfuerzo no se vía reflejado. Una de las ventajas de estudiar por aquí es que te brindan ayuda para todo, así que yo inmediatamente fui a ver qué podía hacer para mejorar mi situación. Mi sorpresa fue que la gente de la universidad me dijo que mis calificaciones eran buenas y para ser mi primer semestre de estudiante siendo de otro país eran excelentes. Yo no me quedé contento con el resultado porque soy un intenso y me puse a estudiar más y a estresarme más hasta que varios amigos de aquí me dijeron: “Wey, tus calificaciones las tienen la gente súper estudiosa de aquí, no te estreses, lo importante es que aprendas bien porque aquí ningún profesor te va a poner más de B+ (8) en ningún trabajo”

Después de escuchar eso decidí relajarme y entender el estudio desde otro lugar. Sigo leyendo todo lo que me sugieren y trato de aprender lo más que puedo pero ya no me estreso tanto por mi calificación. Me he dado cuenta que es más importante aprehender el conocimiento que aprenderlo, que lo que te hace inteligente es poder apropiarte de las conocimientos para luego aplicarlos y no memorizarlos. En ese sentido, me parece que ahí radica la falla del sistema educativo de México (y supongo que de muchos países), que nos enseñan a estudiar por una calificación en vez de a apropiarnos de los conocimientos. Estoy convencido que si nuestro sistema se enfocara en evaluar la manera en que usamos lo que se nos enseña en las aulas, habría menos estudiantes y profesionistas mediocres porque todos nos sentiríamos inteligentes y útiles, además de que sería más fácil y productivo trabajar en nuestras debilidades.

Yo por lo pronto he aprendido a quitarme la etiqueta del niño nerd y he decidido aprender todo lo necesario con el esfuerzo suficiente y todo lo que me interesa con placer, pasión y dedicación, porque creo que ahí está la clave para ser un estudiante exitoso en cualquier nivel educativo.

5 comentarios en “Dejando de estudiar por una calificación”

  1. Digno de compartirlo! y muy bueno tu punto de vista. También he conocido a alguien de mi país que fue a vivir a Australia, pero el la pasó peor, porque no le consideraron sus estudios por el bajo nivel y tuvo que volver a hacer los tres últimos años de secundaria para poder considerarlo en la universidad, además, de reforzar el ingés. Creo que a ti realmente te fue bien. Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

  2. Me encanta leer lo que escribes me parece que el estar en otro país que no es el nuestro y aprender y ver la diferencia entre la escuela , la gente, la comida y sus costumbres de ve de ser muy interesante continua escribiendo y mucha suerte . FELIZ NAVIDAD🎄

    Le gusta a 1 persona

  3. Fascinante punto de vista mi querido Alonso, justo lo he leído en el momento adecuado 😀 por alguna extraña razón no había tenido oportunidad de entrar a tu blog y confieso que me encantó. Abrazos cósmicos y como siempre es un gusto reencontrarlo aquí y ahora _()_

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s