actitud, Australia, Escritos Matutinos, vida

¡Bienvenido 2016!

Año nuevo y primer aniversario de Escritos Matutinos. Hace un año que empecé a escribir este blog jamás imaginé que me daría tantas y tan hermosas sorpresas y satisfacciones (aquí les dejo el primer escrito). Les agradezco muchísimo que después de 180 entradas sigan acompañándome con su lectura, me hacen sentir muy honrado y espero que en mis siguientes escritos sigan encontrando algo de lo que son para que sigamos compartiendo juntos la vida.

Ahora sí, ¿cómo recibieron el 2016? Espero que con mucha actitud y llenos de amor. Yo lo recibí en Melbourne y me la pasé poca madre porque todo mi festejo fue muy espontáneo y  me dejé fluir con él.

La mañana del 31 fui a una playa que se llama Brighton Beach, que es hermosa porque el mar es muy calmado y tiene unas casitas muy pintorescas que le dan un toque único al lugar y que seguro han visto porque siempre que promocionan Melbourne aparecen. A esta playa fui con mi primer amigo por estas tierras, el buen Laszlo a quien no veo tanto como me gustaría porque vivimos en distintas ciudades pero que siempre está al pendiente de mí y me hace sentir que no estoy solo en este lejano país (Laszlo, I know you read my blog, so thanks for the wonderful time at Brighton beach and for your inestimable friendship).

Por la tarde-noche me quedé de ver con mi amiga Marja en Federation Square que es el “equivalente” al zócalo del D.F. en Melbourne. Marja es mi roomie finlandesa y es INCREÍBLE. Ella y yo decidimos pasar el año nuevo juntos porque no teníamos plan con nadie más y terminamos siendo grandes amigos porque descubrimos que somos más parecidos de lo que pensábamos y compartimos más cosas de las que creíamos.

Con Marja fui a ver los fuegos artificiales al río Yarra y de ahí nos fuimos a una playa a recibir el 2016. Marja iba acompañada de un galán australiano llamado Neil, muy buena onda también y los tres nos la pasamos poca madre. Marja nos retó a hacer algo que nunca habíamos hecho en la vida antes de que acabara el año para empezar el 2016 con mucha actitud. A mí me encantó su idea porque sentí que era la oportunidad perfecta para recordarme que lo importante de esta vida no es tener sino experimentar y estar abiertos a lo que la vida traiga.

¿Cómo cumplí mi reto? De muchas maneras. Primero decidí caminar descalzo por la ciudad hasta la playa. Nunca había caminado por las calles descalza y es algo que aquí en Australia es muy común (todo el tiempo y en todos los lugares la gente está descalza) y que a mí me provoca mucho repele por lo que decidí romper un estigma al llevar a la práctica esta costumbre. Y ya en la playa, justo a las doce campanadas me metí al mar completamente desnudo junto con Marja y mucha otra gente que había por ahí. Fue una experiencia INCREÍBLE, llena de liberación y espero que sea un presagio de la forma en que vendrá este año nuevo.

Les deseo lo mejor de lo mejor para este 2016. Que sea un año de mucha gozadera, de aprendizajes entrañables, de recuerdos hermosos, de mucha cachondería, viajes, salud, entendimiento, dinero a manos llenas y sobre todo, amor sin medida. ¡Bienvenido 2016!

Alonso 🙂 2016

1 comentario en “¡Bienvenido 2016!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s