actitud, aprendizaje, crecimiento personal, felicidad, filosofía, vida

Lo que prometí dejarle al 2015

Una de las cosas que más me gusta del año nuevo es que implica el inicio de un nuevo ciclo desde lo colectivo. En estas fechas (casi) todos estamos con  la mejor actitud para empezar cualquier cantidad de proyectos. Si algo aprendí del 2015 es que el mejor viaje que tengo es la vida y que para llegar más lejos hay que viajar con poco o nada de equipaje. Para lograr entender esto el año pasado tuve que dejar ir muchas cosas (más a fuerza que por ganas, lo reconozco) y esos desprendimientos me ayudaron a sentirme más a gusto con la persona que soy.

Soltar cosas, hábitos, costumbres y relaciones me ha cambiado positivamente, pero todavía me falta mucho por trabajar para acercarme a la persona que aspiro ser. Por eso, decidí dejar en el 2015 algunas cosas que (creo) me detienen de alguna manera para lograr convertirme en el ser humano que me gustaría ser. Aquí se las comparto:

  1. Las relaciones nocivas. Me he dado cuenta de que soy “amigo” de gente que no me aporta nada positivo en la vida. Me he dado cuenta que muchas veces doy pie para que siga la “amistad” porque compartimos cosas en algún momento de la vida y tengo la esperanza de que vuelva a suceder así. Hay amigos que no son para siempre y está bien que hayan tenido fecha de caducidad, lo bueno es que los recuerdos no expiran.
  2. El sentimiento de culpa por las cosas que de verdad quiero hacer. Vivir con el estigma de que lo que haces puede ser mal visto u ofender a alguien es de las cosas más horribles que deja el crecer dentro de una sociedad judeocristiana, si la sociedad no lo entiende o le parece mal es su problema y no el mío.
  3. Dar explicaciones de mi vida. Salvo a la gente que de verdad me quiere, los demás no necesitan saber por qué hago lo que hago de la forma que lo hago en el momento que lo hago.
  4. Los arrepentimiento. Si hago algo y sale mal, aprenderé una lección. Si hago algo y lastimo a alguien, pediré perdón. Si hago algo y todo sale bien, seré feliz.
  5. Las preocupaciones. En vez de preocuparme me voy a ocupar.
  6. Tratar de ser el mejor. No quiero ni me gusta ser el mejor, eso implica mucho estrés. Soy una persona “promedio” y no por eso dejo de ser único y especial.
  7. Querer tener/hacer/ser más. Lo que tengo, hago y quien soy hoy es perfecto.
  8. Compararme con los demás. A veces se me olvida lo hermosa que es la vaca que la vida me dio por querer tener la cabra del vecino.
  9. Buscar lo que tuve en el pasado. Lo pasado, pisado. Lo que no fue, no será y a otra cosa mariposa.
  10. Pensar que no me merezco la vida que tengo. Soy muy afortunado y muchas veces me he preguntado si merezco todo lo que he me pasa (bueno y malo) y la respuesta es sí, TODO lo que sucede en mi vida me lo merezco y TODO es bueno (algunas cosas necesitan un poco de perspectiva para que se vean positivas pero todas lo son).
  11. Cambiar a las personas. Cada quién tiene un camino y una misión en la vida y no tengo por qué entender las razones de los demás, lo que no implica que deje de ser empático y respetuoso con su situación (o tolerante, en el peor de los casos).
  12. Querer ser aceptado por los demás. A veces siento una extraña necesidad por hacer cosas para caerle bien a todo mundo. ¡Qué iluso! Eso es imposible, la gente que me quiera me querrá tal cual soy y la que no ni vistiéndome con ropas de oro.
  13. Auto-etiquetarme. Soy mucho más que mi cuerpo, mi edad, mi nacionalidad, mi nivel educativo, socioeconómico, mi preferencia sexual… Sí, esas cosas me construyen de ciertas maneras pero no me definen. Yo soy Alonso y nada más. Y eso es lo único que el universo necesita y espera de mí.

Espero que de verdad haya logrado dejar estas cosas en el 2015 y que si me las topo este 2016 tenga la capacidad para regresarlas al pasado y no me las vuelva a apropiar. ¿Ustedes qué dejaron en el 2015? ¡Cuéntenme!

Alonso

4 comentarios en “Lo que prometí dejarle al 2015”

  1. Que tengas un excelente año, muy buen post y de acuerdo en todo lo que mencionas. Yo he tenido que cortar relaciones nocivas, no mirar para atras y seguir adelante, viajar cuando se pueda para salir de la rutina y alimentarse de cultura. Muchos saludos y todo lo mejor para ti!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s