actitud, Educación, Política, vida

Luchando por las mujeres

Hace unos días leí la noticia de dos chicas argentinas que fueron asesinadas mientras viajaban por Ecuador. Por si el asesinato en sí mismo no fuera suficiente, en varios medios se responsabilizó a las chicas de lo ocurrido con argumentos bastante sexistas del tipo de “cómo se les ocurrió viajar solas”, “seguro iban tomadas o drogadas”, “el mundo no está para que las mujeres viajen solas”. ¡Que indignante me pareció leer este tipo de explicaciones porque no sólo ensucian la memoria de las víctimas sino que minimizan la responsabilidad de los asesinos!

Me parece tristísimo que en pleno siglo XXI las mujeres sigan enfrentando situaciones de desigualdad a nivel familiar, laboral, social, sexual, educativo, etc. Es indignante que la seguridad física, emocional y psicológica de las mujeres siga estando comprometida por el simple hecho de ser mujeres. Me parece mucho más preocupante que como género, los hombres no sólo no hagamos nada al respecto sino que sigamos fomentando la desigualdad a través de nuestras acciones.

La situación que vivieron las viajeras argentinas me hizo pensar en lo difícil que debe ser enfrentar el mundo siendo mujer no importa cuáles sean las circunstancias. También me hizo ver lo patética que es nuestra sociedad que en lugar de educar al género masculino para que aprenda a respetar a las mujeres, le resulta más fácil culparlas a éstas de las faltas que los hombres cometen en su contra.

¿Qué podemos hacer los hombres al respecto? Cambiar nuestra forma de pensar, dejar de ver en las mujeres al sexo débil y tratarlas con empatía e igualdad en cualquier circunstancia. Podemos empezar dejando de llamar PUTA a la mujer que lleva una vida sexual igual a la de nosotros. Podemos empezar dejando de catalogar ciertas actividades como exclusivas para mujeres/hombres. Podemos empezar dejando de inculcarle a nuestras hijas la idea de que el éxito es encontrar un hombre que las cuide, proteja y mantenga. Podemos empezar educando a nuestros hijos para que aprendan a no objetivar ni desvalorizar a las mujeres por su forma de vestir, pensar, hablar, actuar e incluso coger.

Es importante que los miembros del que el género masculino nos unamos y hagamos propia la lucha de las mujeres; que trabajemos desde nuestras diferentes trincheras por lograr que todas las mujeres tengan igualdad de derechos y oportunidades a nivel social, económico y moral. Estoy seguro que el día en el que como sociedad conquistemos la igualdad de género habremos evolucionado lo suficiente y  las demás desigualdades que también existen en el mundo (racial, de orientación sexual, económica, etc.) irán desapareciendo consecuentemente porque entonces habremos entendido que antes que hombres o mujeres, negros o blancos, ricos o pobres, homosexuales o heterosexuales… somos humanos.

Mujeres, desde mi ser hombre, celebro y agradezco su presencia en el mundo. También desde ese mismo lugar hago mía su lucha porque considero que los derechos de la mujer también son los derechos de los hombres (y en este momento social también son nuestra obligación). Espero de corazón que llegue el momento en el que dejemos tener un día dedicado a celebrarlas porque eso significará que hemos alcanzado la igualdad de género en todos los sentidos, mientras tanto  cada día seguiré alzando la voz por ustedes.

¡Feliz Día Internacional de la Mujer!

 

Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s