aprendizaje, Educación, Ejercicio, filosofía, Lectura, libros, momentos, recomendaciones, Salud, sueños, vida

Hábitos nocturnos para alcanzar el éxito

Hace poco leí un artículo en la página de Martha Debayle sobre los 10 hábitos que la gente exitosa tiene antes de ir a dormir. A mí el tema me interesó porque siempre me ha intrigado conocer sobre las excentricidades de las celebridades. Sin embargo, el artículo fue mucho más interesante y sorprendente porque resultó que los hábitos que tienen personas del perfil de Obama o Mark Zuckerberg son bastante comunes y no requieren de mucho esfuerzo para realizarse. Por esa razón, decidí aplicarlos y ver si encontraba alguna diferencia en mi desempeño habitual.

Los últimos 27 días he estado realizando las actividades que la gente exitosa hace antes de pelar pestaña y abandonarse a los brazos de Morfeo. Se que 27 días es muy poco tiempo pero se supone que es el tiempo que una persona necesita para generar un hábito, por eso decidí escribir hoy este post y compartirles qué tal me ha ido hasta ahora.

Ahora sí, aquí van las 10 cosas que debemos hacer para ser exitosos:

  1. Lee. Antes de ir a dormir es bueno leer algo que no esté relacionado con el trabajo o la escuela para irnos desconectando del mundo. Para mí esta actividad no fue nada nuevo, siempre me ha gustado la lectura y desde hace muchos años leo antes de irme a dormir. Yo por lo general leo novelas, aunque supongo que leer un comic, el periódico o una revista también debe de funcionar.
    Para mí leer antes de dormir es muy importante porque me relaja mucho y al mismo tiempo siento que aprendo sobre temas nuevos, refuerzo mi ortografía y  gano vocabulario. Durante estos 27 días yo leí Matar un ruiseñor de Harper Lee y La Isla tiene forma de ballena de Vicente Quiriarte. El primero lo recomiendo muchísimo, el segundo sólo si te gusta la historia ya que por momentos se vuelve muy académico.
  2. Desconéctate de tus ocupaciones.Según el artículo de Debayle, si te vas a la cama pensando en tu chamba o la escuela es más probable que no descanses por lo que es importante olvidarte de tus responsabilidades antes de dormir. Esto me ha costado mucho trabajo porque soy muy ansioso y no puedo dejar de pensar en las cosas que tengo que hacer; especialmente ahorita que estoy cerrando semestre y tengo muchas entregas.
    Lo que a mí me ha funcionado para desconectarme de mis responsabilidades ha sido escribirlas. Antes de ponerme la pijama, abro mi agenda (sí, todavía tengo una agenda de hojas) y escribo en el día siguiente qué cosas tengo que hacer y las ordeno según su prioridad. Desde que escribo qué tengo que hacer al día siguiente me he dado cuenta que logro conciliar el sueño mucho más rápido.
  3. Desenchúfate por completo. Esto implica apagar celular, compu, la tele, música, luz, etc, etc. Ésta también está cañona porque soy un adicto a las redes sociales y a estar viendo qué pasa en el mundo cibernético. Yo me he propuesto que en cuanto abro mi libro, ya no vuelvo a tocar el celular hasta el día siguiente y me ha funcionado.
  4. Haz una lista de tareas. Esta se relaciona con el punto número 2 y es básicamente organizar tu día siguiente con anterioridad: desde qué te vas a poner hasta qué actividades tienes durante el día. A mí esta situación tampoco me costó trabajo porque desde niño antes de dormir escojo la ropa que me voy a poner al día siguiente y ya sé hasta qué quiero desayunar (lo sé, soy un gordo). A mí lo que me funcionó para hacer esto más fácil, fue escribir mis actividades en papel para relajarme más.
  5. Pasa tiempo con la familia. Esta actividad para mí está muy complicada porque estoy solo en el fin del mundo, pero lo que hice es que antes de irme a dormir le enviaba un mensajito a mis papás y mi hermano y casi todos los días he hablado con algún amigo de por aquí (que son ahora mi familia).
  6. Ejercítate. Según este artículo, ejercitarte antes de dormir es muy bueno para conciliar el sueño.Yo trato de que el ejercicio que haga sea leve y relajante, porque si hago cardio me pongo todo enérgico y luego no me puedo dormir. Estos días me he propuesto hacer una rutina de yoga antes de dormir. También me sirve que generalmente camino unos 3 kilómetros antes de llegar a mi casa en la noche del trabajo o la escuela, entonces le puedo poner una palomita a este punto aunque no haga mi rutina de yoga.
  7. Agradece las cosas buenas de la vida. Estamos tan acostumbrados a la vida que se nos olvida que la vida en sí es un milagro. En estos 27 días me he dado a la tarea de escribir en mi diario al menos 5 cosas por las que me siento agradecido en el día. Yo busco cosas que no sean por las que estoy agradecido sin importar el día como mi salud o mi familia; esto me ha hecho dar cuenta que siempre hay algo bueno en todos los días y cada vez me es más fácil encontrar agradecimiento en las pequeñas cosas del día a día.
  8. Imagina el éxito de mañana. Antes de ir a dormir, yo me visualizo el día siguiente en el momento justo antes de irme a dormir otra vez sintiéndome pleno, satisfecho y feliz.
  9. Medita. Meditar es más fácil de lo que pensamos. Yo lo hago a través de secuencias de respiración: inhalo en 7 segundos, sostengo por 7 segundos y exhalo en 7 segundos. Intento no pensar en nada más que en mi respiración, pero si no logro poner mi mente en blanco tampoco me peleo con eso y dejo que mis pensamientos fluyan. Es la última cosa que hago de la lista y SIEMPRE me quedo dormido mientras estoy meditando.
  10. Agenda tu sueño. Es importante que nos durmamos siempre a la misma hora. Yo siempre he sido muy metódico y trato de cerrar los ojos a las 0:00 horas y generalmente lo consigo desde hace muchos años. Para lograr esto en estos días, lo que hago es empezar a las 10:00pm con esta rutina: hago mi lista de pendientes, me pongo la pijama, hago mi rutina de yoga, escribo en mi diario, arreglo mi ropa para el otro día, mando mis mensajitos por celular y a las 11 pm me meto a la cama y abro mi libro. En cuanto siento que no logro controlar mis ojos cierro el libro, apago la luz y medito hasta quedarme dormido completamente.

Tal vez de primera instancia parezca que tener una rutina de este tipo es mucha parafernalia (sobre todo pensando que lo que se quiere es descansar), pero les aseguro que apropiarse de este tipo de hábitos es mucho más fácil de lo que creen y es muy disfrutable. Dense la oportunidad e inténtelo, no pierden nada y podrían ganar un gran sueño reparador.

Saludos,

A.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s