amistad, aprendizaje, Australia, familia, felicidad, idiomas, Viajes, vida

¿Qué he hecho yo para merecer esto? 

El fin de semana mi amigo Marc nos invitó a mí y a mi otro amigo Mark a pasar el fin de semana en su casa. Sí, mis 2 mejores amigos en Australia se llaman igual. Mi amistad con Mark empezó hace unos 8 o 9 meses y desde que lo conocí me cayó increíble. Siento que es mi hermano australiano porque siempre se preocupa por mí, me presenta a sus amigos, me invita a sus fiestas, me revisa mis tareas y tiene un sentido del humor muy chingón. Además es de las personas más inteligentes y generosas que la vida ha puesto en mi camino.

A Marc lo conocí hace poco tiempo pero desde el principio conecté con él porque tenemos muchos intereses en común. Además, en cuanto lo conocí sentí que vibrábamos en la misma frecuencia y después de un rato de platicar con él sentí que lo conocía de toda la vida. Por si fuera poco, Marc es un magnífico cocinero y me ha estado enseñando algunos de sus trucos. 

Un día platicando con Mark, nos dimos cuenta que él también era amigo de Marc; y cuando le contamos a Marc, organizó que nos reuniéramos para cenar y así fue como terminamos comiendo, cenando y desayunando el fin de semana en su casa. 

Marc vive en una casa hermosa en medio del campo, rodeado de la naturaleza y con unas vistas increíbles a una hora de Bendigo, la ciudad donde vivimos Mark y yo. El sábado a medio día llegamos a casa de Marc y desde el principio la pasamos muy bien. 

Empezamos la tarde botaneando con quesos y champaña casera preparada por Marc (que es todo un foodie). Después de platicar mil horas, Marc nos dio de cenar un pollo riquísimo con zanahorias cocidas y papas. Y de poste tarta de membrillo con helado de aceite de oliva, DE-LI-CIO-SO. Y absolutamente todo fue preparado por Marc.

Al siguiente día, yo tenía que enviar unos documentos y los dos Marks se súper rifaron para ayudarme a enviarlos. Mark me ayudó a redactar mis papeles para que yo sonara súper inteligente (es periodista y escritor) y mi otro Marc me ayudó a pasar todo a un documento en PDF para verme súper profesional. ¿Quién sacrifica su domingo para ayudar a un wey a mandar documentos de última hora? Sólo los mejores amigos.

Y eso fue justo lo que me hizo pensar en qué he hecho yo para merecer amigos como ellos. La verdad es que no sé. Yo no tengo nada que ofrecerles más que mi amistad (por cursi que suene la frase), y frente a lo que ellos me han dado siento que no es suficiente. En el poco tiempo que tengo de conocerlos, los dos me han hecho sentir que cuento con ellos de una forma que sólo me han hecho sentir mis mejores amigos y mi familia; me han integrado a sus vidas y se han interesado por la mía, y sobre todo me han hecho sentir que no estoy solo en Australia, que tengo una “familia” en este país. 

Estoy seguro que mis Marks serán parte de mi vida hasta que me muera porque nuestra amistad nació en la sinceridad y sin ningún interés de por medio. Eso me hace muy feliz porque son personas que admiro y me inspiran a ser mejor ser humano.  

Marky Mark y Marc, pensaba escribir este post en inglés para que pudieran entenderlo más fácil, pero ya que sé que los dos quieren aprender español lo escribo en este idioma para que vayan practicando. Muchas gracias por ser no sólo mis amigos sino mi familia en Australia. Me siento muy afortunado de haber coincidido con ustedes en la vida porque aprendo mucho de lo que quiero ser en las personas que ustedes son. Los quiero muchísimo. 

2 comentarios en “¿Qué he hecho yo para merecer esto? ”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s