amistad, aprendizaje, Australia, crecimiento, momentos, transformar, vida

Manejando del lado derecho del coche.

El fin de semana fue la final de fútbol australiano y en el estado donde vivo fue día feriado (sí, literal por la final del fútbol nos dieron el día libre a todos). Mi amigo Marc me invitó el sábado a una comida para ver la final del futbol en casa de unos de sus amigos. Yo fui porque tenía ganas de ver a mi amigo (había estado un par de meses de viaje) más que por el evento deportivo (que evidentemente me importa un carajo).

Rumbo a la casa de los amigos de Marc donde era la fiesta nos detuvimos en una tienda a comprar chupe. Ahí Marc me dijo que no sabía qué comprar porque con esos amigos siempre tomaba mucho pero que esta vez llevaba su carro. Yo le dije que si quería empedar, yo manejaba de regreso (pensando que mi propuesta no le iba a dar mucha confianza). No contaba con que Marc es muy despreocupado y me diría que sí.

En Australia los carros tienen el volante del lado derecho; así que para mí, manejar un carro del lado opuesto al que siempre he estado acostumbrado sonaba a toda una aventura. Afortunadamente, Marc es bastante racional y se le ocurrió la idea de que manejara de la tienda a la casa de sus amigos para que fuera probando el coche con él completamente sobrio por si me sentía raro y así el no tomara. La casa de sus amigos estaba a una media hora de donde estábamos y para mí, sí fue toda una aventura manejar un coche con el volante del lado opuesto al que estoy acostumbrado, pero superé la prueba.

Debo confesar que cuando me subí al carro me sentía muy nervioso y raro. Para complicar más el asunto, el coche que manejé es de velocidades y tener que maniobrar la palanca con mi mano izquierda aumentaba el grado de dificultad de la prueba. Pero bueno, ya estaba trepado en el coche del lado del conductor y no me iba a rajar a la mera hora (me salió lo pinche mexicano chingón). Prendí el coche y empezamos a avanzar. Mi primer prueba resultó ser la más difícil de todas: dar la vuelta en una glorieta. Entender el proceso de la glorieta es bastante complejo, pero gracias a mi copiloto salí avante. Y después de ahí, agarré confianza  y manejé hasta nuestro destino sin ningún percance ni problema (salvo dos o tres llamas de atención de Marc porque me pegaba mucho al lado izquierdo del carril).

Esta experiencia que pareciera insignificante, para mí tuvo muchas connotaciones. Primero, porque experimenté una cosa más de este país que cada día me gusta más. También porque me hizo recordar que hay muchas cosas nuevas que puedo experimentar en el mundo y que muchas de estas son más fáciles de lo que creo. También me di cuenta de que si creo que puedo hacer las cosas bien, seguramente las haré bien y lo digo porque mientras manejaba alrededor de la glorieta, yo iba pensando “lo único de diferente en esta glorieta a las de México es el sentido, ni que lo que estuviera haciendo fuera aterrizar un avión” y ese pensamiento me dio lo que necesitaba para hacerme sentir que estaba a cargo de la situación (aunque en realidad Marc me fue dando instrucciones todo el tiempo).  Pero sobre todo, me recordó que los mejores amigos tienen una capacidad especial para hacernos sentir seguros ante lo desconocido. A mí me sorprendió mucho que Marc me soltara su coche sin ninguna duda, y cuando le dije que nunca había manejado del lado derecho del carro me dijo que no creía que fuera a tener algún problema y eso me bastó para confiar en mí (y el saber que si le daba en la madre al coche no iba a tener con qué pagar) y darme cuenta del GRAN amigo que tengo en él.

Manejar en el lado derecho del coche para mí fue una gran aventura que me hizo recordar que basta con darle chance al otro hemisferio del cerebro para ver el mundo desde una perspectiva distinta. Y eso, siempre es enriquecedor.

14469702_10157812432495643_2748765045303651162_n

Saludos!

A.

 

1 comentario en “Manejando del lado derecho del coche.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s