actitud, amistad, amor, felicidad, vida

Mi fiesta mexicana de cumpleaños :)

Los que me leen saben que el pasado 14 de octubre fue mi cumpleaños número 30. Aparentemente debería haber tenido una crisis existencial (la mayoría de mis amigos entraban en una casi al cumplirlos o poco después) pero yo AMO cumplir años porque eso significa que sigo vivo y vivo es como quiero estar mientras en el mundo sigan habiendo lugares por visitar, cosas que aprender y gente que querer.

A lo largo de todo octubre estuve recibiendo muchísimas muestras de afecto por parte de mis amigos y mi familia en México y mis amigos y mi familia Australiana. Cuando estás rodeado de tanto amor, es imposible no celebrar la vida. Además yo siempre había querido tener una súper fiesta para mis 30, así que decidí que estar lejos de casa no me lo iba a impedir y me organicé una fiesta cliché mexicana para ver qué idea tenían de México mis amiguitos de esta tierra y al mismo tiempo poder mostrar un poco de lo que es mi país por acá.

La fiesta por cuestiones de tiempo y entregas de la escuela la tuve que posponer hasta el 29 de octubre. Yo estaba súper emocionado con mi fiesta y eso lo notó mi mamá, que de regaló de cumpleaños me envió desde México una cajota con decoraciones y un traje de charro para la fiesta, me hizo sentir igual que cuando era niño y me organizaba mis fiestas. Por si eso fuera poco, también me mandó algunos dulces y dos de sus amigas me mandaron muchas cosas más.

Para mí era importante hacer parte de esta celebración a mis amigos de México, por lo que les pedí que me dieran canciones para crear una lista de música para oír en la fiesta. La verdad es que no me fascinaron las recomendaciones porque los australianos tienen muy buen gusto musical, por lo que recurrí a los gustos de mis amigos más alternativos y creé una lista con puros artistas mexicanos sin caer en lo folklórico (aquí está el link por si quieren oírla).

Total que ya con la música lista, la decoración y el vestuario en sus sitios, seguía algo súper importante: la comida. Me decidí por tacos porque es lo más representativo del país y porque aquí creen que los tacos son con tortillas crujientes. Hice tacos de bistec y de champiñones (hay mucho vegetariano por estos lados); cebollitas asadas, frijolitos refritos y mucho hot not y dulce mexicano. También intenté hacer unos shots de gelatina de tequlia pero la neta no me cuajaron y terminaron siendo mini raspados jajajaja (lo cuál estuvo bien porque hacía mucho calor).

Y ya con todo listo, la fiesta comenzó. Me encantó que mis amigos tuvieron toda la actitud del mundo. Que le dije que tenían que venir de mexicanos y nadie rezongó o dijo que hueva… Todos le echaron súper ganas. Algunos vinieron vestidos del típico cliché con poncho, bigotes y sombrero; pero también hubo gente que le echó más coco. Tres amigas de Suecia vinieron pintadas de Catrinas; mi amigo Marc (del que ya hablé aquí) se vistió de chile (jajaja); mi amiga Tayla de Frida Kahlo y mi amigo Viji de cholo.

No pude haber cerrado de mejor forma mis 30 años. Me encantó ver a mis amigos de aquí con la mejor actitud y llenándome de buena vibra. Incluso mi primer amigo australiano vino de Melbourne a mi fiesta sólo por 2 horas y eso me hizo sentir súper especial.

Siempre tuve ganas de llegar a los 30 pero jamás imaginé que serían así de chingones y esto es sólo el primer mes. Estoy seguro que no todo será una fiesta en mis treinta, pero si algo he aprendido en mi celebración es que la vida se disfruta mejor cuando tienes gente con la mejor actitud. Por eso ahora estoy decidido a sólo rodearme de gente que si los invitan a una fiesta de disfraces se producen cual si fueran a participar en una película de Hollywood; que si los invitan a bailar bailan hasta dejar el alma en la pista aunque no tengan ritmo; que comen de todo y sin preocuparse por engordar; que ama sin restricciones… porque esa es la gente feliz. Y cuando me rodeo con gente feliz, atraigo la felicidad.

Gracias a todos los que en algún momento me han mandado buenas vibras a lo largo de mis 3o primeros años y sobre todo gracias a los que me siguen enviando la buena onda. El amor es energía y nosotros somos energía; por lo tanto somos puro amor. Los amo y les envío toda mi energía a todos los que me leen por aquí 🙂 ¡Que nunca nos falte actitud para vivir la vida!

A.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s