Cantante, felicidad, filosofía, Música, recomendación musical, recomendaciones, Uncategorized

De cuando me encontré en un disco de Café Tacvba

Dicen que la música es un lenguaje universal porque tiene la capacidad de tocarnos el alma y hablarnos directito al corazón. La música es tan poderosa que a veces con una simple frase logra transformarnos. De todos los regalos que vienen de la música, para mí no hay mejor que toparme con un disco en el que logre encontrar en cada canción algo de lo que soy, de lo que aspiro ser, de lo que sueño, de lo que me duelo o de lo que fui.

A lo largo de mi vida he tenido la fortuna de haberme topado con varios discos en los que me he podido encontrar y reconocer (pueden checarlo aquí). Sin embargo, llevaba muchos años en los que no me sentía tan identificado con un disco. Creo que esto se dio porque por mucho tiempo estuve enfocado en sólo escuchar el mismo tipo de música y a los mismos artistas siempre. Desde que llegué a Australia he estado mucho más abierto a nuevos estilos de música y a conocer nuevas bandas y cantantes para expandir mi panorama musical. Curiosamente, mucha de la nueva música que me ha llegado es de Latinoamérica (mis amigos de aquí tienen un conocimiento de música muy amplio).

Ya abierto a nuevas propuestas, un día alguien a quien quiero mucho en México me recomendó escuchar el disco Sino de Cafe Tacvba porque le recordaba mucho a mí. A mí me gusta lo que hace la banda mexicana, pero este material en particular no lo conocía. De hecho vi la lista de canciones y ninguna me sonaba familiar. Pero le puse play en Apple Music y me dejé llevar por las rolas. Y entonces, después de muchos años, volví a conectar de una forma muy fuerte con un disco (que irónicamente llevaba ya muchos años en el mercado).

Llevo unas tres semanas escuchando el disco casi todos los días y con cada reproducción siento que encuentro más de mí en las canciones. Lo que más me gusta del disco son las letras. Cada canción es un mantra para entender la vida y fluir con ella. Sino es un disco con letras muy profundas pero fáciles de digerir y nada pretenciosas, por lo que fue muy fácil identificarme con ellas.

El disco abre con una canción muy tranquila que se llama “Seguir Siendo” y que es de mis favoritas. Es una canción que me habló de lo importante que es reconocer y recordar las derrotas que he tenido para darme cuenta que la fuerza que me habita y me mantiene de pie es la fidelidad que le tengo a quien soy. Tiene una letra muy oscura pero que al mismo tiempo es muy alentadora.

Después sigue “Tengo todo”, que sin duda es mi canción favorita del disco. Es una rola que me recuerda el proceso constante de desapego que estoy llevando en esta vida. Me ha costado mucho no ser aprensivo con las cosas y las personas que están en mi vida. Esta sencilla canción, me recordó que cuando no deseo nada tengo todo.

“53100” me llegó porque desde que la escuché me recordó el viaje que he hecho para estar a donde estoy. Al escucharla no puedo dejar de pensar en mi adolescencia en Tenancingo, en mis amigos de la prepa, cuando llegué al D.F. y se me abrió el panorama y me sentí libre. Pero sobre todo me gusta porque me alebresta las ganas de querer comerme al mundo y saborear cada bocado al máximo.

“El Outsider” y “De acuerdo” tienen letras que hablan del contraste de opiniones que hay en el mundo y lo importante que es ser coherente y fiel con mis ideales sin dejar de respetar lo que es diferente a mí.

“Volver a comenzar” es la única canción que ubiqué del disco pero nunca le había puesto atención y me fascinó porque me habla de entender que todo lo que he vivido ha tenido una razón y me ha construido de alguna forma. Pero que también me recuerda que es importante dejar ir lo que viví (bueno y malo) para poder seguir avanzando.

“Arrullo” es una canción que me llena de melancolía cada vez que la escucho porque me hace recordar lo afortunado que he sido de haber terminado todas mis relaciones amorosas en buenos términos y poder desearle, genuinamente, lo mejor en la vida a mis exes.

“Vámonos”, en contraste, me llena de ganas de descubrir el mundo, de no echar raíces en ninguna parte y salir a buscarme en todos lados porque me puedo encontrar en todos los lugares.

“Cierto o falso” me llegó como anillo al dedo en este momento porque justo estaba confundiendo las cosas con un wey que me gusta y escuchar esta canción me hizo reflexionar que probablemente muchas cosas que veo/siento más bien son cosas que quisiera que fueran pero no son.”Y es que” es otra rola que me habla de este momento de enamoramiento (guiño, guiño) que siento, porque al final, lo que ese wey ve de mí también es una de las caras que tengo y que me gusta conocer (aunque no me pele, jaja).

“Esta vez” es otra de las canciones que más me habló de mí. En ella escuché todos los momentos de duda que he tenido en mi vida y la forma en que esos momentos son los que más me han acercado a la persona que aspiro ser. Es una rola que me reforzó la idea de lo importante que es dudar de mí mismo para poder avanzar y que está bien sentirme perdido en la vida porque eso es señal de que no estoy estancado.

“Abandonado” hizo eco en esos momentos en los que me he sentido fuera de lugar en el mundo, que no pertenezco ni a mi propia familia. Me llega mucho esta canción porque me hizo dar cuenta que todos esos momentos ha sido mi actitud (y no la de los demás) la que me provocó esa sensación.

“Quiero ser…” es mi segunda canción favorita porque retrata perfecto la forma en que me siento cuando estoy enamorado, lo que espero del amor y lo que estoy dispuesto a dar. Es una canción muy romántica sin caer en lo cursi y sí llena de un amor muy real y humano, lleno de promesas pero también de limitaciones y justo esa es la manera en que yo veo, siento y entiendo el amor.

“Agua” me llegó porque habla de exponerme a todo lo que me ha lastimado y me duele para poder sanar y crecer pero desde una manera muy armoniosa. Si no toco mi dolor, no puedo sanarlo y por lo tanto no puedo limpiarme.

“Gracias” es mi tercer rola favorita del disco y me pareció la mejor manera de cerrar este disco. Esta canción describe perfectamente la forma en que me siento en este momento: agradecido por el presente que estoy viviendo y la forma en que lo estoy viviendo. Escuchar esta canción me llena de paz y ligereza.

Dense la oportunidad de escuchar este disco de Café Tacvba con atención, estoy seguro que van a descubrirse en él de muchas maneras. No se dejen llevar por este escrito, que podría hacer parecer el disco muy intenso porque en realidad Sino es muy fácil de escuchar. Y ya que lo hayan escuchado (o si ya lo han escuchado), cuéntenme que les pareció.

Saludos,

A.

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s