actitud, aprendizaje, crecimiento personal, filosofía, motivación, transformar, Uncategorized, vida

Oda al fracaso

El lunes, uno de mis amigos me dijo  “¡Todo en la vida siempre te sale bien! ¿Cómo le haces para ser tan exitoso?”. Mi respuesta lo sorprendió mucho: “Casi nada me sale bien, me la paso fracasando todo el tiempo”. Fue una respuesta que ni yo me esperaba dar pero que me nació del corazón y estaba cargada de honestidad (aunque en ese momento no lo noté y sólo intentaba ser humilde).

Esa respuesta me trajo reflexionando los últimos días sobre lo que el fracaso ha representado en mi vida. Desde que era niño le he tenido ‘repele’ a todo lo que huela a fracaso. No me gustaba hablar de él, le tenía miedo y lo evitaba de todas las maneras posibles. El fracaso  era algo de lo que tenía que sentirme avergonzado y que debía mantener en privado y no andarlo compartiendo con la gente. Estas ideas me llenaban de ansiedad, inseguridad y frustración cada vez que las cosas no salían de la forma en que las había planeado.

Por mucho tiempo me esforcé para que mis fracasos pasaran desapercibidos. ¿Quién en su sano juicio anda presumiendo sus ‘metidas de pata’? Nadie. A todos nos gusta que la gente nos vea como a una persona exitosa. Mi ego se crece cada vez que alguien me dice: “¡Wow, tu vida es increíble!” Y no voy a negar que mi vida es increíble (porque sí lo es) pero también debo decir que no ha sido de a gratis; he fracasado mucho para que así lo sea: Me salí de mi casa a los 16 años, para regresarme un mes después porque extrañaba a mi familia y mis amigos; siempre quise estudiar en la UNAM y presenté examen 5 veces (en distintos momentos de mi vida y a diferentes carreras) y nunca logré ser aceptado. Empecé la licenciatura en arte en el Claustro de Sor Juana y me di de baja al 2 semestre porque me sentía muy pendejo para comprender las clases. Estudié comunicación y al terminar, conseguí un trabajo increíble en el que la súper cagué en el primer proyecto que me soltaron, y en el segundo y en el tercero. Renuncié a mi trabajo justo cuando ya le había agarrado la onda para volverme actor; y  a los dos años, en la escuela de actuación me dijeron que no tenía madera de actor. De mi paso por el teatro musical sólo diré que en la única obra que estuve me pidieron sólo mover los labios sin emitir sonidos porque desafinaba todo el tiempo. Apliqué a 15 maestrías en todo el mundo y sólo me aceptaron en dos. Después de que decidí venirme a Australia, apliqué para una beca al CONACYT y me la negaron. En Australia me costó 4 meses encontrar trabajo porque en todos lados me rechazaban. Durante la maestría apliqué para 6 becas y TODAS me las negaron, incluso habiendo estado nominado al premio de Mejor Estudiante Internacional, el cual cabe recalcar que tampoco gané… Así que se podría decir que exitoso no soy.

Siento que, como sociedad, nos hemos concentrado tanto en obtener logros que olvidamos reconocer y valorar la cantidad de fracasos que hay que pasar para alcanzar UN solo éxito. Por mucho tiempo, la necesidad de querer encajar en el concepto social de ‘persona exitosa’ me generó una fobia al fracaso.  Esa fobia se hizo tan grande que muchas veces, con tal de no fracasar, ni siquiera me daba la oportunidad de intentar las cosas que quería hacer. Hasta que un día alguien me dijo que el fracaso se vuelve un éxito cuando aprendemos de él. En ese momento dejé de pelearme con la idea de fracasar y decidí cambiar mi concepto de éxito. Desde entonces he podido valorar y aceptar los pequeños y grandes ‘tropiezos’ que la vida pone en mi camino porque ahora se que el éxito sólo se logra después de muchos fracasos. Lo importante ahora para mí, es fracasar de maneras distintas. Así que ¡A FRACASAR SE HA DICHO!

P.d. ¡Si te gustó este entrada, compártela para que este mensaje llegue a más gente!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s