México, muerte, Uncategorized, vida

¿Cómo vivimos el terremotos los mexicanos fuera de México?

El terremoto del 19 de septiembre nos dejó a todos los mexicanos helados. No hubo quien no se sintiera afectado por la terrible tragedia que sacudió al país. Jóvenes, niños, ancianos, hombre, mujeres, creyentes, ateos, homosexuales, heterosexuales… toda la nación quedó golpeada por el sismo de 7.1 grados que azotó al país. Y para los que vivimos o estábamos fuera de México, no fue la excepción. Sin embargo, no vivimos el suceso de la misma forma.

Eran las 5 de la mañana del 20 de septiembre en Australia cuando me comencé a enterar de la noticia. Mi whatsapp se llenaba de mensajes de mis familiares y amigos preguntando cómo estaban los demás o reportándose a salvo. Yo no entendía nada y googlié la noticia. Las imágenes que vi me resultaron devastadoras: la Ciudad de México, destrozada; mi Tenancingo, deshecho… mi país, se caía en pedazos.

Ver las imágenes me puso muy nervioso. Me dio mucha ansiedad estar muy lejos, querer hacer algo y no saber cómo ayudar. Empecé a preguntarle a amigos y conocidos cómo estaban y qué podía hacer para ayudar. Decidí que la mejor forma de ayudar era compartiendo información (yo tenía la posibilidad de estar en una conexión estable y verificar la información). Algunos de mis amigos me empezaron a criticar: “tú, qué te clavas, vives en Australia y estás bien”; “tú aunque estuvieras aquí no servirías de ayuda”… entre otros comentarios por el estilo. No me tomé nada personal, estoy consiente que todos los comentarios venían desde la angustia y el momento del shock y ninguno fue malintencionado.

Sin embargo, todo lo que sucedía (y sucede en México) me afectó (y sigue afectando) muchísimo. Para empezar, los primeros días me dio muchísima ansiedad. Todo el tiempo estaba checando mi celular para ver que mi gente estuviera con vida; dos noches soñé con el terremoto y no podía dejar de llorar. A los dos días del temblor me entró un sentimiento de muchísima culpa. ¿Qué hice bien para que no me tocara vivir ese suceso? ¿Por qué yo estoy a salvo y los demás no? ¿De verdad me merezco esto? Y después esa culpa se transformó en duda: ¿tendría el valor que tiene esa gente en una situación similar? ¿qué haría yo en un terremoto? a lo mejor no me tocó estar ahí porque no podría aportar nada…

Han sido días de mucha angustia, de mucho desconcierto, de frustración, de nostalgia… Y entre esta abrumadora nube gris, la luz siempre ha encontrado la manera de colarse, abrirse paso y darme esperanza y fe.  Ver las imágenes de mi gente unida, organizada y ayudándose los unos a los otros desinteresadamente me han llenado el corazón de orgullo por mi país y su gente. Cada rescate, cada mensaje de apoyo, cada muestra de solidaridad llenan mi ojos de lágrimas de felicidad. Este suceso me han demostrado la fortaleza y la gran generosidad que tenemos los mexicanos. En México decimos que “no hay mal que por bien no venga” y tanta solidaridad me da la certeza de que sacaremos lo mejor de esta tragedia. Bien lo dijo Chumel Torres “somos mucho país para este puto terremoto”.

Quiero decirles a mis amigos, familia y paisanos que no tengo palabras para agradecer todo lo que están haciendo por México. Sí, yo se que también es su país, pero han sacado la casta como nunca y han sabido dar el extra por los que no podemos estar ahí hombro con hombro removiendo escombros, alimentando a brigadistas o llevando recursos donde más se necesitan. GRACIAS INFINITAS por cuidar y sanar mi país. Ya llegará el día en que, a la hora de dormir, le cuente a mis hijos el día en que sus abuelos, tíos, los papás de sus amigos y una perrita de nombre Frida, se volvieron superhéroes sin capa para rescatar de los escombros a este maravilloso país. Entonces, podré devolverles un poco de la gloria que se merecen. Mientras eso sucede, sigamos cantando para alegrarnos los corazones. Los amo, paisanos. Te amo, mi México lindo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s