actitud, amor, aprendizaje, crecimiento personal, derechos humanos, felicidad, LGBTTTQI, Uncategorized, vida

¡Todo va a mejorar!

El 17 de mayo es el Día Internacional contra la Homofobia, Bifobia, Intersexismo y Transfobia (IDAHOBIT). Esta fecha se estableció en 2004 para conmemorar el día que la Organización Mundial de la Salud dejó de clasificar a la homosexualidad como un trastorno mental (el 17 de mayo pero de 1990).

Han pasado 28 años desde entonces y, aunque han habido avances importantes para las personas de la comunidad LGBTIQ+, necesitamos seguir luchando por nuestros derechos. Es importante seguir generando visibilidad para que los miembros de nuestra propia comunidad que viven con miedo y llenos de dudas sepan que todo va a estar bien. Por eso, en esta entrada quiero compartir mi historia y llevarles a quienes pasan por un mal momento un poco de esperanza.

Todavía recuerdo cómo era vivir dentro del closet. Crecí siendo diferente a los demás niños: no me gustaba el fútbol, ni los carros, ni las demás cosas que la sociedad ha establecido como varoniles. Por supuesto esto me hizo blanco fácil para los gandallas y nunca faltó en la escuela quien me dijera puto, maricón, y demás palabras para hacerme sentir mal.

Cada que escuchaba uno de esos insultos me sentía avergonzado. Y lo peor es que muchas veces, esas palabras provenían de gente que amo. Esa etapa la viví tratando de controlar mis gestos, mis ademanes, el tono de mi voz y mis gustos para ‘ser más masculino’ y pasar desapercibido.

Por mucho tiempo pensé que era el único diferente. Que siempre iba a vivir sintiéndome extraño en mi propia piel. Hasta que llegó el momento en que terminé la prepa, me mudé a la ciudad de México para ir a la universidad y todo cambió: conocí a mi primer amigo gay y me di cuenta de que no estaba solo, había más gente como yo.

Eso me dio el valor para salir del closet y entonces todo se volvió mucho mejor, pues me di cuenta que la gente que realmente me ama no le importan mis preferencias sexuales.

Sí, al principio fue difícil pero valió la pena. Hoy me siento feliz y orgulloso de la persona que soy y eso me ha hecho perder el miedo de mostrarme tal cual soy a los demás. Así que si estás leyendo este mensaje y vives con miedo o confundido por ser gay, ¡resiste! Todo va a mejorar, te lo prometo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s