amor, Australia, familia, felicidad, LGBTTTQI, momentos, motivación, Relaciones de pareja, sueños, vida

Mi casa al final del mundo.

En muchas culturas el concepto de Axis Mundi representa el centro del universo, ellugar en el que el mundo espiritual se conecta con el terrenal. Para mí, el Axis Mundi es el lugar en el que encontramos nuestro centro y al que siempre buscamos regresar cuando estamos perdidos. Es el lugar donde podemos ser sin miedos, donde nos sentimos protegidos y amados. Es nuestra casa. Y yo encontré la mía al final del mundo.

La semana pasada Mark y yo nos mudamos a nuestra primer casa propia. Algo que a los dos nos tiene emocionados desde hace meses por todo lo que representa para nuestra relación. Yo especialmente estaba emocionado porque pensé que por fin iba a encontrar el Axis Mundi que estaba buscando desde que dejé la casa de mis papás para ir a la universidad. Mi sorpresa al mudarme fue darme cuenta que ya desde hace más de un año había encontrado mi Axis Mundi: Mark.

Mark es mi casa. Es a su lado donde cada noche quiero descansar, es junto a él donde el tiempo se detiene y me encuentro sin máscaras ni miedo. En Mark está mi Axis Mundo, él es la brújula que me orienta cuando estoy perdido y el hogar al que siempre quiero regresar. Es, en pocas palabras, mi lugar favorito en este mundo.

Estas dos semanas en la nueva casa me han sido semanas de mucho aprendizaje. Hemos aprendido a mejorar nuestro trabajo en equipo, a negociar entre nosotros, a lidiar con las frustraciones y enojos del otro, a consentirnos de nuevas maneras. Y todo eso ha fortalecido nuestra relación increíblemente.

Nuestra casa tiene los cimientos fuertes y profundos. Es una casa llena de luz y acogedora. Pero también tiene muchos espacios vacíos que poco a poco iremos transformándolos no sólo con objetos y muebles sino también con los momentos y recuerdos que compartiremos en esta casa.

Esta casa más que una construcción es un hogar. Y cada que la veo al doblar la esquina al volver de mi trabajo, me gusta pensar que nuestra casa representa perfectamente nuestra relación: fuerte, profunda y con todo un futuro que diseñar por delante.

Dicen por ahí que no es la casa sino las personas quienes hacen un hogar. Es verdad, ésta es mi casa al final del mundo, pero mi hogar siempre será donde sea que esté mi Mark.

No olvides seguirme en mis redes sociales:
Instagram: @alonsonm, @alos_reading_corner, @escritos_matutinos
Twitter: @alonsonm, @EMatutinos
Facebook: www.facebook.com/escritosmatutinos.alonsonm/

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s