actitud, amor, aprendizaje, felicidad, momentos, transformar, vida

Resignificando la navidad

Desde niños me he cuestionado los motivos detrás de la celebración de la navidad. Al ser agnóstico, la parte religiosa de esta celebración me causa mucha apatía. Sin embargo, me encantan los rituales que tienen lugar en esta época del año y que la fecha se vuelve un pretexto para reunirnos con los que más amamos.

Crecí sintiendo la navidad como un día más. Para mí, siempre había tenido la misma relevancia que el 20 de noviembre o el sábado de gloria. No recuerdo una navidad que haya sido especial, con todo y que crecí en una familia que cada diciembre decoraba la casa de navidad y cada 25 de diciembre Santa Claus (o el niñito Jesús) dejaba algo para mí debajo del arbolito.

Desde hace unos años para mí era importante resignificar esta fecha y darle una intención que la hiciera especial para mí. Soy una persona de rituales y a través de ellos he logrado mi objetivo. Con el paso de los años he integrado pequeñas tradiciones, rutinas y acciones que le han dado un sentido especial a esta fecha.

Este año es particularmente especial porque será la primer navidad que pasamos en nuestra casa Mark y yo. Así que integrar y generar rituales en este espacio ha sido importante.

Lo primero que hicimos fue adornar la casa. Y aunque nuestra decoración se limitó a la sala, pusimos un árbol que tiene nuestra personalidad y unas botitas en la chimenea que hacen sentir presente al espíritu navideño. Además, el viernes por noche vimos “The Holiday” (mi película navideña favorita) y llevamos algunos días viendo los episodios navideños de Friends y Will&Grace.

Para mí también es muy emocionante este año porque voy a jugar a ser Santa Claus por primera vez en la vida. En el último mes me he dado a la tarea de comprar pequeños regalos para llenar las botas sobre la chimenea la madrugada del 25. Mark no tiene idea de esto y tengo muchas ganas de ver su cara cuando vea los regalos (que además la mayoría son bromas).

La parte de dar regalos también me emociona mucho. Este año me di tiempo de pensar bien los regalos que le voy a dar a Mark para que sean algo que tenga valor más allá de lo material. Parte del nuevo significado que le he encontrado a la navidad es el de demostrarle a la gente que amo que es importante para mí a través de un detalle que diga: he estado presente en tu vida, te he escuchado, entiendo tus gustos y me interesa lo que te hace feliz. Creo que este año, eso dice el regalo que le voy a dar a Mark.

Muchos años creí que la navidad era un pretexto para recibir un regalo por ver a gente que todo el año toleramos o no nos importó. Supongo que muchos, si le rascan, se darán cuenta que eso es realmente la navidad. Pero yo he decido que esta fecha no sea un pretexto sino una oportunidad de pasar tiempo con la gente que amo y demostrarnos nuestro amor a través de un detalle.

Al final del día, he entendido que independientemente de lo que encuentre detrás de la envoltura, el verdadero regalo siempre serán las manos que me lo entregan.

¡Feliz Navidad!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s