actitud, amor, aprendizaje, crecimiento, crecimiento personal, felicidad, momentos, motivación, transformar, vida

Gracias Generoso 2018

En los días antes de la nochevieja, cada año, entro en un estado de reflexión. Tal vez sea por la nostalgia de las fechas combinada con mi intensidad habitual, pero en esta época me gusta recapitular lo vivido a lo largo de los 365 días del año y darle un sentido a esas experiencias.

Cada año agradezco lo vivido en sus 365 días, bueno o malo. En esta ocasión, especialmente quiero agradecer por un año tan afortunado en todos los sentidos.

Los primeros meses del 2018 no fueron fáciles. Mis ahorros empezaban a escasear, no tenía trabajo y entrevista a la que iba, entrevista en la que me despedían con un “gracias por participar”. Empecé el año sintiéndome frustrado. Hasta que me relajé, me dejé fluir y todo floreció: encontré trabajo, nos mudamos, conocí nuevos amigos, visité mi México, me reencontré con mi gente…

Hoy, veo en esos primeros meses del 2018 un regalo del universo para que aprendiera muchas cosas de la vida y, sobre todo, de mí.

De lo mejor que me dejó el 2018 fue mi chamba porque me encanta. Trabajo coordinando los intercambios de los alumnos de una universidad. Es un trabajo que nunca imaginé que haría, pero que disfruto mucho porque le habla al adolescente que fui y, al mismo tiempo, reta y enriquece al hombre que soy. Por si eso fuera poco, mis compañeros de equipo son lo máximo: amigables, inteligentes, con iniciativa, empáticos, etc. Es un gozo cada mañana ir a la chamba y eso es de los mejores regalos de la vida.

Mudarme de casa también fue un GRAN momento de este 2018 (y de mi vida). Más allá de la emoción de tener un lugar propio, lo padre de esta experiencia ha sido crear un hogar con la persona que amo. Estoy fascinado de poder crear un mundo nuevo a partir de la unión de dos culturas, idiomas, ideologías y gustos diferentes. Esta creación me está transformando para bien y eso me tiene muy feliz.

Este año fui a 5 bodas (dos de las cuales fueron de parejas del mismo sexo). Siempre he sido fan de las bodas y me sentí muy honrado de poder ser parte de un día tan especial para estas parejas. En tiempos de tanta indiferencia, siempre será un regalo maravilloso ser testigo del amor entre dos seres.

Indudablemente, lo mejor de mi 2018 fue mi viaje a México. Después de más de tres años en Australia visité mi país y pude abrazar a mi gente, saborear la comida con la que crecí, visitar los lugares donde aprendí a amar la vida. Explorar mi país como turista me enseñó a revalorar a México, a redescubrirme de nuevas maneras y reconciliarme con mi pasado. Nunca un viaje me había dado tanto en tan poco tiempo. Y lo mejor de todo fue que pude compartir este viaje con Mark y así, mostrarle un poco más de la persona que soy.

El 2018 fue un año de muchos cambios y retos personales; de nuevos inicios y cierres necesarios; de pruebas y gratificaciones. Los 12 meses de este año estuvieron llenos de regalos de vida que me marcaron profundamente. En pocas palabras fue un año muy generoso.

Con esta entrada dejo ir el 2018 para hacerle espacio al 2019, con la esperanza de que sea un año tan lindo como éste.

Gracias por tanto, generoso 2018… ¡hasta siempre!

 

1 comentario en “Gracias Generoso 2018”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s