actitud, Deportes, Ejercicio, filosofía, Música, motivación, sensación, Uncategorized, vida

Corre, Alo, corre

Uno de mis más grandes karmas en la vida es el ejercicio. Desde niño siempre he batallado mucho por mantenerme activo y no ser sedentario. Por fortuna, mis papás siempre me “obligaron” a ser activo. Y aunque de niño se los reproché todo el tiempo, ahora lo agradezco porque se qué hacer para mantenerme activo.

Cuando estudiaba teatro tuve una clase de acondicionamiento físico en la que aprendí a disfrutar el ejercicio y que mi cuerpo sabía qué hacer para estar activo. Cuando se acabó mi aventura por la escuelita de teatro, seguí manteniéndome activo hasta que llegué a Australia.

Por casi tres años y medio mi única fuente de actividad física fue mi necesidad de caminar a todos lados (porque no tengo coche) y clases de yoga de vez en cuando.

Cuando fui a México, todo el país me hizo sentir el más gordo del mundo (¡gracias!). Y sí, subí 10 kilos desde que llegué a Australia pero yo me sentía muy bien conmigo mismo, algo que creo que no perdonamos en México (consiente o inconscientemente).

Regresé de México con mi autoestima por los suelos pero determinado a recuperarla y recuperarme. Para lograr mi objetivo puse en práctica unos pequeños cambios (que mencioné en la entrada anterior). El más difícil pero más satisfactorio ha sido retomar el ejercicio.

Las últimas 10 semanas he estado corriendo constantemente y he descubierto que mi mayor obstáculo para mantenerme activo es la motivación. Soy el típico que encuentra pretextos hasta debajo de las piedras para cancelar el ejercicio: que llueve, que hace mucho sol, que salgo tarde del trabajo, que tengo hambre, que hay un plan mejor, que se me paró una mosca en la cabeza…

Sin embargo, mi determinación me ha hecho buscar mil cosas para mantener mi deseo de hacer ejercicio intacto. Una de esas cosas fue inscribirme en una carrera. Esto le ha dado un objetivo a mis carreritas y ha alimentado mi motivación más de lo que esperaba.

La carrera es de 13km y será en una montaña súper bonita cerca de donde vivo. Es la primer carrera que corro en 6 años, lo que me tiene algo nervioso pero también muy emocionado. Para calmar mis nervios (y miedos), necesito su ayuda. Quiero correr esta carrera sintiéndome acompañado de ustedes quienes me leen, por lo que me gustaría crear un playlist con las canciones que ustedes usan para correr o motivarse y así sentir que me van acompañando en este reto. Estaría buenísimo que en los comentarios de esta entrada o en la página de Facebook de Escritos Matutinos me pusieran una canción que usen para hacer ejercicio o los motive para que la incluya en mi playlist y la escuche mientras durante la carrera. ¿Les late?

7 comentarios en “Corre, Alo, corre”

  1. Amigo mio, a mi me resultan las canciones de Natalia Lafourcade y Mon Laferte. Especialmente las mas desgarradoras, porque puedo ir haciendo Liosync for my life mientras voy trotando. De verdad eso resulta porque uno va pendiente de la letra y ni te das cuenta cuando ya tienes varios kilòmetros.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s