actitud, aprendizaje, crecimiento personal, vida

Puertas cerradas y ventanas abiertas.

Dice un dicho que cuando una puerta se cierra es porque una mejor se va a abrir. Y la verdad es que eso no siempre sucede. A veces es necesario que uno la abra o que se salga por la ventana.