actitud, Australia, crecimiento personal, vida

Espíritu Navideño

Las expectativas sobre mi primer navidad lejos de casa...